19 abril 2019
  • Hola

El derbi salmantino más intenso acaba en tablas y con polémica arbitral (1-1)

El Unionistas todavía no sabe lo que es ganar al Salamanca UDS. Se adelantaron los de Las Pistas de penalti y empató Amaro con un golazo

13 abr 2019 / 23:16 H.

El derbi salmantino entre el Salamanca UDS y el Unionistas acabó en tablas en un partido marcado por la polémica arbitral por el gol legal anulado a Asdrubal en el tramo final. El Unionistas todavía no sabe lo que es ganar al Salamanca en un derbi, aunque acaricia una salvación que todavía tendrá que pelear el equipo blanquinegro.

El Salamanca salió a morder y el Unionistas quería estar bien posicionado. Esto estaba previsto por los dos equipos. La novedad en los de Calderón es que ya había un nueve para jugar con él en el área. Torres debutaba y en sus primeros minutos se le veía especialmente activo. Después de tres saques de esquina de acoso inicial de los locales además de una falta al borde del área de Indiano que se fue alta, llegó el primer aviso local. Albisua probaba fortuna desde la frontal y a Sotres se le escurría el balón a saque de esquina.

Era un aviso pero el Salamanca seguía con la intención de tener el balón en propiedad y el mando del encuentro. La intensidad la ponían los de Antonio Calderón que se adelantaban a cada jugada y cada balón dividido era suyo. En el minuto 23 llegó el minuto de tregua con las dos aficiones cantando al unísono el himno de la UDS.

En el 27 una cabalgada de Garrido acaba con este derribado por Chiapas y provocando una falta directa en el balcón del área del Salamanca. Portilla la empotró contra la barrera local. En el 32 llegó el primer momento clave de la noche. Armando derriba a Carlos de la Nava en el área y Portilla transforma el penalti poniendo por delante al Unionistas.

Tratándose de otro equipo que no fuera el Salamanca no debería significar nada ya que quedaba mucho partido pero la falta de gol de los de Calderón ponía muy cuesta arriba el choque ya que la remontada de intuía complicada. Jugadores a vestuarios y caras largas en el bando local.

En la segunda mitad, el Salamanca salió a por el empate pero sin mordiente arriba y el Unionistas empezaba a saber controlar los nervios locales. Carlos de la Nava tuvo la sentencia y el miedo comenzaba a adueñarse del Helmántico. Calderón movió el banquillo con la idea a agitar el partido con Indiano y Armando fuera y dando entrada a Luque y Alomerovic. Quería agotar el árbol para que cayera alguna manzana. Dicho y hecho, jugadón de Santi Luque y Amaro con un cañonazo desde la frontal hizo el empate desatando la locura en el Helmántico.

El Salamanca se gustó y mucho en este segundo tiempo. Incluso pudo llevarse la victoria si el colegiado no hubiera señalado fuera de juego en un gol legal marcado por Asdrubal. Al final tablas y comportamiento ejemplar de la afición en las gradas, salvo un cántico desafortunado hacia Piojo, capitán del Unionistas, "Piojo muérete".