22 agosto 2019
  • Hola

El campo del Peñaranda, clausurado un partido por los incidentes del público ante el Salamanca B

El acta solo refleja un escupitajo al asistente pero el técnico del Salamanca B, Pablo Cortés, denuncia que hubo insultos xenófobos a sus jugadores mexicanos

17 abr 2019 / 21:17 H.

El estadio Luis García García de Peñaranda estará clausurado un partido por la sanción de la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCyLF) tras unos incidentes graves protagonizados por el público y producidos durante el partido de la pasada jornada entre el Peñaranda y el Salamanca B.

“Pasó de todo. Me tiraron un refresco, nos increparon al final del partido e incluso llegaron a subir a nuestro autobús antes de que nos fuéramos para insultarnos”, describe Pablo Cortés, entrenador del Salamanca B, que lamenta que sí solo hubieran sido insultos propios de un partido caliente no hubiera pasado nada ya que ‘son cosas del fútbol’ pero es que la cosa fue a más, siempre según la versión del técnico del filial del Salamanca. “Desde el principio el ambiente estaba caldeado y comenzaron a llamarnos de todo por nuestros jugadores mexicanos. Les dijeron que si pertenecían a un cartel y les llamaban narcos además de más insultos xenófobos. Al final del partido le dije a nuestro delegado que no le dijera nada al árbitro para que no hubiera más problemas, por eso solo puso lo de que habían escupido al linier”, describió Pablo Cortés.

El presidente del Peñaranda, Carlos Leonardo, negó que se produjeron incidentes xenófobos y remarcó que en el acta del colegiado solo se reflejaba la exitencia de un escupitajo a uno de los árbitros.

Carlos Leonardo sostiene que estas acusaciones por parte del Salamanca B esconden un interés oculto de intentar tapar los incidentes que se produjeron ese mismo día en el derbi de Segunda B entre el Salamanca y el Unionistas.