12 junio 2021
  • Hola

El palo de billar de David Alcaide puede al de la covid

La estrella de este deporte afincada en Salamanca, retorna a la competición en Inglaterra: “He tenido que aguantar muchos hisopos por la nariz para poder volver”

13 may 2021 / 09:08 H.

David Alcaide —aunque malagueño de nacimiento— hasta el pasado mes de marzo de 2020 tenía como costumbre llevar el nombre de Salamanca [que es donde reside y entrena] por todos los rincones del mundo jugando al billar. Y no a un nivel cualquiera, sino al más alto nivel. Eso es lo que hizo, por ejemplo, en el 2017 cuando logró ser el primer español en alzarse con el World Pool Master en la espectacular y “televisiva” modalidad de bola 9. Y eso hacía cuando estalló la pandemia sin miramientos a modo de ‘bola 8’: “Yo estaba en Las Vegas a las puertas de jugar el campeonato del Mundo cuando todo esto estalló y de pensar en el Mundial pasamos a volvernos para casa de manera precipitada y no jugar...”. Y no jugar no solo ese torneo sino durante 13 largos meses: “Que, si no llega a ser por el juego on line, proyecto en el que me he embarcado y que tenía y sigue teniendo el reto didáctico de que la gente lo conozca y sepa que hay mucho más que el mítico juego de bar y que no es tan difícil como pueda parecer, y que me ha dado muchas alegrías, esto habría sido insoportable”, comenta vía telefónica desde Londres, el que es el punto de partida para él, y por lo tanto para el billar de Salamanca. “Ya he disputado un torneo en el que acabé segundo clasificado, que fue el Predator Champions League, y acabé en segunda posición —la pandemia, eso sí, no ha logrado acabar con su ‘toque’— y ahora me encuentro de nuevo en Inglaterra jugando un torneo, el Campeonato del Mundo de parejas, en el que ya estamos más jugadores y esto se parece mucho más a lo que teníamos antes”, señala.

Los entrenamientos han sido duros, y hasta desesperantes por la ausencia de rival al que imponerse y por la soledad de un deporte que, además, viene lastrado por otros dos factores: se juega bajo techo y es viajero en el alto nivel. Y para muestra, los dos primeros torneos disputados por David Alcaide. “Ha sido todo muy complicado”, relata. “Y ahora también lo es, no veas la cantidad de PCR que llevas ya hechas, para jugar he tocado más con la nariz los palitos de las pruebas (hisopos) que el palo de billar con las manos, pero bienvenido sea. La seguridad es espectacular. Por ejemplo, para jugar estos dos torneos he tenido que hacer cuarentena de 48 horas a la espera de resultados, y luego todo el proceso —PCR y noches de hotel en solitario— lo tengo que repetir una vez acabe para volver a España”, apunta David Alcaide con el arma recién desenfundada y aún humeante en Londres.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png