26 mayo 2019
  • Hola

El avión del Zalgiris tuvo que aterrizar de emergencia tras el partido en Euroliga contra el Madrid

El Boeing 737 con el equipo lituano a bordo sufrió un fallo en los sistemas de navegación que le obligó a volver a tierra en Getafe

09 abr 2019 / 14:40 H.

Tras conseguir la clasificación a los cuartos de final de la Euroliga venciendo al Real Madrid en el WiZink Center, la vuelta a casa del Zalgiris Kaunas se convirtió en una tragedia como consecuencia del aterrizaje de emergencia de un Boeing 737.

Según confirma el ‘Cinco Días’, el avión detuvo su progresión de despegue a unos 5.000 pies por un fallo en los sistemas de navegación. Por su parte, los técnicos especializados en el tema, aseguran que el Boeing sufrió un apagado de su sistema de información que no dejaba al piloto saber a qué velocidad viajaba.

Declarado en estado de emergencia y guiado por los controladores aéreos de Madrid, que tuvieron que despejar el tráfico cercano al avión, este Boeing 737 trató de aterrizar dos veces en el aeropuerto de de la capital madrileña.

Fue el difícil temporal el que dificultaba aún más la situación. Tras los dos intentos fallidos de aterrizaje, el piloto, como última opción, se dirigió a la base militar de Getafe (Madrid), donde finalmente consiguió tomar tierra 45 minutos después.

Tal y como recoge El País, la compañía aérea Klasjet ha asegurado que en ningún momento los pasajeros estuvieron en peligro, según medios especializados, a pesar de que no existiera esa sensación de “no peligro”. Las experiencias personales del vuelo fueron expresadas, entre otros, por Lenzie Quist, esposa del jugador Brandon Davies, en su cuenta de Instagram: “Me siento mucho más cerca de mis hijos después de haber visto lo que significa estar cerca de la muerte. Gracias a Dios, por permitirnos vivir un día más. Duró unos 45 minutos. Intentamos entrar en modo de emergencia, pero el avión descendió y cayó. El piloto lo llevó al suelo a unos 30 metros. Finalmente, aterrizamos tras una hora de puro terror y pánico. Me siento afortunada de estar viva”, contaba.

Avión de la compañia aérea Klasjet. | ARCHIVO

PALABRAS CLAVE