09 julio 2020
  • Hola

Jorge Cornejo, entrenador contagiado en el Santa Marta: “He tenido miedo e incertidumbre por mi vida”

Tiene 24 años y lleva más de dos meses con el coronavirus, con fiebre, taquicardias... y malos momentos. Su familia y amigos, su principal apoyo

27 abr 2020 / 09:57 H.

Jorge Cornejo es una de las víctimas del COVID-19. Trabaja como enfermero en la UVI de Coronarias del Clínico. Tras dos meses con el coronavirus en su cuerpo, quiere apartar lo malo y prefiere ocupar su mente en aspectos positivos que le permitan llevar su aislamiento de la mejor forma posible.

Si le pregunto cuándo comenzó con esta pesadilla, ¿sabría decirme una fecha?

No lo sé, el primer test me lo realizaron a principios de marzo, pero llevaba mirándome unas semanas antes.

¿Qué resulta más duro: que no acabe de dar negativo o la propia enfermedad?

Las dos cosas molestan, la sintomatología del virus la he tenido en días aleatorios, sobre todo fiebre, tos y taquicardias, y se pasa muy mal. Otros días me he encontrado bien y ni me acuerdo de él. Ahora mismo, aunque la PCR siga siendo positiva, no es seguro que pueda seguir teniendo el virus, pero para mí todo acabará cuando haya alguna prueba diagnóstica que demuestre que ya lo he pasado, cuando pueda retomar mi rutina y me encuentre al 100%, tanto física como psicológicamente.

¿Ha pensado alguna vez que es complicado que un joven fallezca por COVID-19, pero que la posibilidad existe?

Ha habido casos de gente joven que ha fallecido o ha estado en situación crítica. Claro que inconscientemente te vienen ese tipo de preguntas, he tenido miedo e incertidumbre por mi vida, pero esos pensamientos no ayudan, mientras más alejados estén, mejor.

En esta situación, ¿se aísla tanto que no quiere saber nada más del mundo?

No, yo me sigo preocupando de lo que pasa en mi entorno habitual. Respecto al bombardeo mediático sobre el coronavirus sí estoy más apartado, no me ayuda ver continuamente esa información, que en su mayoría es triste. Me gusta leer que la gente se ha recuperado.

¿Qué hace para mantener el ánimo?

Lo intento a través de distracciones, de hablar con mi familia y amigos y de entretenerme con diferentes juegos. Hay días en que los bajones son inevitables, pero es normal... casi nadie está preparado a nivel psicológico para vivir esta situación y encima ser capaz de divertirse.

¿Cuántos tratamientos ha probado ya?

Uno, lo que he tomado ha sido hidroxicloroquina (dolquine), me fue muy bien y eliminé casi por completo los síntomas. A excepción de algún episodio de taquicardias, que no es del todo claro que tengan que venir únicamente causados por el virus.

Me han realizado cuatro veces la PCR, con resultados: positivo, negativo, positivo y positivo.

Habrá roto la media de tests realizados en estos dos meses...

Me han realizado cuatro veces la PCR, con resultados: positivo, negativo, positivo y positivo. En mi caso sería más interesante hacerme un estudio serológico, para ver si he generado anticuerpos y de qué tipo. Parece ser que hay personas que no negativizan la prueba de la PCR pero sí han generado anticuerpos contra el virus, y por lo tanto habrían superado la enfermedad. Los profesionales dicen que es raro que a estas alturas siga teniendo el virus y no haya desarrollado enfermedad pulmonar como tal.

Seguramente que sus deseos y expectativas han ido cambiando a medida que han pasado las semanas. Quizás de empezar con volver a entrenar a su equipo a simplemente vivir.

Sí, eso nos ha pasado a todos. Hemos ido echando de menos cosas irrelevantes, hasta valorar cosas tan simples como poder salir de casa o dar un abrazo. La salud es la base de todo, sin eso no vas a ningún lado. Ahora mismo mi objetivo es recuperarme, cuando eso esté cumplido será otro.

¿Cree que se está gestionando correctamente toda esta situación desde Sanidad?

Si desde “sanidad” se refiere a lo que están haciendo los profesionales sanitarios, me parece increíble. Si se refiere a la gestión del Gobierno, mi opinión es otra. Es innegable la gran dificultad que supone gestionar esta crisis, al igual que es innegable que se han cometido múltiples errores, algunos injustificables. Lo de los políticos es para echarles de comer aparte.

¿Cómo lleva su pasión por el fútbol en estas circunstancias?

Bien, ahora mismo está todo parado y los clubes están aprovechando para intentar planificar la vuelta, con la incertidumbre de que no sabemos cómo va a ser. Mantengo el contacto con el grupo que entrenaba porque hemos hecho mucha amistad.