Borrar
Arriba Marcos Sánchez y Jesús Sánchez y abajo Patricia Curto, Carlos Mañogil y Alicia Santos.
Con permiso para nadar, pero sin zonas de baño en Salamanca

Con permiso para nadar, pero sin zonas de baño en Salamanca

Cinco nadadores salmantinos tienen permiso para nadar al aire libre pero la provincia no cuenta con ninguna zona autorizada para el baño y deberán esperar todavía más para entrenar pese a estar autorizados

Miércoles, 13 de mayo 2020, 10:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La natación es uno de los deportes más golpeados por los estragos del coronavirus y si encima la provincia no tiene zonas de baños habilitadas pues mucho más. Es el caso de cinco nadadores del Club Acuático de Salamanca que pese a tener la condición de deportistas de nivel nacional no pueden nadar ya que para ello necesitan un espacio al aire libre y una zona habilitada para el baño algo que no hay ni en la capital ni en ningún punto de la provincia desde hace dos años. Patricia Curto, Alicia Santos, Marcos Sánchez, Jesús Sánchez y Carlos Mañogil son los que tienen este permiso y no pueden utilizarlo. Todos ellos tienen entre 18 y 20 años y son los más destacados nadadores de la natación salmantina de base ya que participan en campeonatos regionales con buenas actuaciones y están también en los nacionales en sus categorías.

Blanca Cerón, del Acuático de Salamanca, lamenta los efectos del coronavirus en su deporte. “En natación como estés unos días sin nadar ya se nota muchísimo pues parando todos estos meses ya damos el año por perdido a nivel de preparación. Estar en el dique seco un deportista como el nadador es dramático para su estado de ánimo”, lamenta Cerón, quien teme que los nadadores amateur que están en su club después de tantos meses sin nadar se piensen si seguir o no. “Después de tanto tiempo va a costar reenganchar a la gente”, admite después de haber vivido en los últimos años un repunte por la afición sobre la natación en las inscripciones de su club.

Para Cerón el cierre de las piscinas para sus entrenamientos es un duro revés pero es que además sostiene que puede tener solución. “En nuestro caso podríamos entrenar en la piscina con los entrenadores con mascarilla y guantes y los nadadores respetando las medidas. Y es que además por lo que nos dicen con el cloro sería suficiente para desinfectar”, argumenta. El Ayuntamiento de Salamanca cerró las piscinas municipales con el confinamiento y de momento no hay fecha prevista para que se puedan abrir al público ni en qué condiciones se podrá hacer.

El Club Acuático de Salamanca lleva todo el confinamiento por obligación haciendo ejercicio en casa con sus alumnos a través de las vídeollamadas. “No es lo mismo pero ya que no se puede nadar que por lo menos que estén activos”, se resigna Blanca Cerón. Solo les queda tener paciencia a los nadadores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios