19 septiembre 2020
  • Hola

La primera semana de Íñiguez al frente del Avenida: “No es fácil, pero tenemos que intentar ser positivos”

El técnico del Avenida valora la primera semana de actividad: “Buscamos hacer cada día el mejor trabajo posible”

09 ago 2020 / 20:15 H.

El Perfumerías Avenida ha finiquitando su primera semana de trabajo y el entrenador, Roberto Íñiguez, hace un balance positivo a pesar de lo extraño de la situación. “No está siendo fácil, pero imagino que para nadie”, asume. El vitoriano tiene claro lo que quiere de estas semanas (“ayudar a las jugadoras y hacer cada día el mejor trabajo posible”) y ya vislumbra cómo quiere que sea su equipo: atractivo de ver y manteniendo las señas de identidad que le han caracterizado siempre.

Solamente lleva unos días en Salamanca, pero está encantado con la ciudad y con el club: “Estoy adaptándome, pero está claro que no tengo las sensaciones de cuando llegué a Rusia, Turquía o Hungría. Aquí todo es mucho más fácil y agradable, hasta los pequeños detalles como ir por la mañana a tomar un café y una tostada. Me gusta mucho la ciudad y el Avenida es un club muy familiar, todo se me está haciendo fácil. Hay poca gente, pero que se multiplica”.

El entrenador vitoriano no oculta que la pretemporada “está siendo un rompecabezas. Tiene que haber mucha comunicación con el cuerpo técnico para ver cómo hacemos las cosas porque tienen que estar muy bien planificadas. Tenemos que pensar en las jugadoras para ayudarlas. Me preocupa mucho que no haya problemas físicos porque ahora mismo nos faltan muchas componentes, y me gustaría que tuviéramos esa progresión en el trabajo sin enlazar problemas o con los mínimos. En estas seis semanas hasta que llegue la Supercopa intentaremos hacer el mejor trabajo posible y eso es lo que debemos plantearnos cada día. No es fácil, pero imagino que como para nadie”.

A pesar de todo lo que está pasando, Íñiguez opta por ser optimista: “Tenemos que intentar ser positivos porque venimos de un momento muy difícil, que todavía estamos atravesando, y tenemos que ser un ejemplo para todo el mundo. Creo que somos unos privilegiados por estar aquí y verlo desde ese punto de vista. No pensar en las jugadoras que nos faltan, sino en las que están. Las que tenemos van a tener un peso importante ahora, pero tampoco deben verlo como un castigo, sino con la sensación de: me alegro de haber venido pronto porque estoy progresando bien, me voy encontrando mejor, y va a ser una ventaja haber llegado antes”.

Es muy pronto, pero el nuevo entrenador del Perfumerías Avenida tiene en su cabeza cómo quiere que sea su equipo en el futuro: “Quiero que el Avenida sea un equipo agradable de ver, que juegue mucho utilizando toda la pista, y que no pierda nada de lo que le ha caracterizado no ya los últimos años con Miguel, sino en muchos años de su historia. Ser un equipo peleón, intenso, con lucha... Cosas que aquí se tienen muy en cuenta y que es parte de la filosofía del club y del público que va a verlo. Todo eso me gustaría no perderlo e incluso darle una chispita más”.