TEATRO

Los Absurdos guían con golpes de humor por los escenarios de las novelas de García Jambrina

El recorrido teatralizado "El manuscrito del tiempo" arranca en San Esteban sábados y domingos a las 12:00 y a las 20:00 horas

05.08.2018 | 04:45
La Reina Isabel, Fernando de Rojas y Fray Antonio de Zamora, frente a la Casa de las Conchas.

Cada sábado y domingo de agosto (a las 12.00 y 20.00 horas) arranca con Los Absurdos Teatro "El manuscrito del tiempo", de Alfonso Mendiguchía, en la plaza Concilio de Trento. Aquí se produce un "mágico portento". Fernando de Rojas, autor de "La Celestina" y pesquisidor en las novelas de Luis García Jambrina, despierta de un sueño. Gracias a un "pasmoso cruce de tiempos" aparece Miguel de Unamuno. Rojas acepta ser de nuevo pesquisidor para buscar un nuevo "manuscrito". Recuerda en esta plaza, "donde paró Colón y confesaba Santa Teresa", las veces que saltó las tapias del convento para hablar con su amigo Fray Antonio de Zamora y cuánto le ayudó en sus casos. Por otro portento, llega Fray Antonio y encuentra una pista para iniciar el recorrido por la ciudad en pos del manuscrito del tiempo.

Palacio de Anaya y Cueva. En el edificio que sustituyó al antiguo Colegio Mayor de San Bartolomé aparece Luisa de Medrano, la primera mujer catedrática de universidad, que cuenta cómo por culpa de una mala traducción de su nombre ahora es Lucía de Medrano. Mientras leía los vítores, un muchacho le ha entregado un papel que lleva a Rojas al siguiente punto.

En la Cueva de Salamanca, Rojas se encuentra a Fernando de Roa, uno de sus maestros. Recuerdan cómo se atribuyó a Hércules la excavación de la oquedad, las lecciones de Pedro de Osma, Nebrija, Zacut? como la reina Isabel la Católica mandó tapiar la cripta de San Cebrián, la simbología del número siete asociada a la cueva y como desaparecieron de ella unas figuras. Fernando de Rojas se dirige a la Catedral Nueva a ver si las encuentra.

Patio Chico y Universidad. En el Patio Chico, Rojas se encuentra con Sabela, uno de los personajes de Jambrina. Recuerdan que a la muerte del príncipe Juan en Salamanca, su preceptor el obispo Diego de Deza impulsó la construcción de la Catedral Nueva. Sabela cuenta que uno de los canteros de la Catedral pagó a su contrincante en el juego, Francés de Zúñiga, con unas figuras labradas. Y como "Francesillo" tuvo que ver con la construcción de la Universidad, Rojas se dirige hacia allí.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

 
 
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad