19 enero 2021
  • Hola

Unas 1.400 personas de sectores afectados por la crisis reclaman en Valladolid planes de apertura y ayudas

Los hosteleros ponen sus esperanzas en la posible reapertura de cara al puente de la Constitución

Alrededor de 1.400 personas --según fuentes policiales--, en representación de un amplio abanico de sectores afectados por la crisis derivada de la pandemia, han reclamado este martes en Valladolid ayudas económicas, supresión de impuestos y planificación de cara a la reapertura de los negocios afectados por las restricciones sanitarias.

Así, lo que en principio era una convocatoria en apoyo a la hostelería de Valladolid, se ha convertido en una manifestación de carácter regional a la que se han sumado también otros sectores afectados por la crisis: cultura, agencias de viajes, turismo rural, gimnasios, autónomos, proveedores o taxistas, entre otros.

Entre pancartas que recordaban que ‘La hostelería no es el virus’, lamentaban la situación de trabajadores y autónomos ‘Presos de peleas políticas’ o daban por muertos sus negocios con carteles a modo de esquela, todos ellos, reunidos a las 10.30 horas en la Plaza de San Pablo de la capital vallisoletana, han unido sus reivindicaciones en un grito común que ha recorrido las calles del centro hasta desembocar a la puerta de la sede de las Cortes: ‘No se pueden exigir impuestos si prohíbes tener ingresos’.

Desde la cabeza de la comitiva, la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid (Apehva) y vicepresidenta de la Confederación Regional de Hostelería (Hosturcyl), María José Hernández, ha dado la bienvenida a “todo el tejido empresarial afectado” que se ha adherido a la convocatoria de los hosteleros y ha animado a los asistentes a “defender los derechos de empresarios y trabajadores a reabrir sus negocios”.

En este sentido, Hernández ha recordado que la Confederación regional de hostelería y turismo presentó un plan de rescate a la Junta en el que se detallaban las necesidades del sector, tales como “ayudas inmediatas, directas y a fondo perdido o que la administración les “tienda la mano” de cara a la reapertura para garantizar una desescalada viable para las empresas.

“Pensamos nos han expropiado los negocios de manera temporal y queremos que, si hay medidas tan restrictivas, tengamos unas medidas económicas acordes al cierre total de los negocios”, ha aseverado Hernández, que también se ha mostrado “decepcionada” tras la reunión de este lunes con representantes de la Junta de la que creía que saldrían “con una hoja de ruta y una posible fecha de reapertura”.

“Se nos está acabando la situación es crítica y se va a convertir en dramática”, ha advertido Hernández, quien ha subrayado que lo único que quieren los hosteleros es “reabrir para el puente de la Constitución”, aunque para ellos es necesario, ha incidido, saberlo cuanto antes para garantizar la previsión de negocio.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Más que Bares, Víctor Morgan, ha afirmado que la situación es “compleja” y que, a pesar de la reunión con la Junta, no se han ofrecido demasiadas soluciones. Por ello, con las esperanzas puestas en una posible reapertura para el puente de la Constitución y la Navidad, cree que este podría ser un “primer paso para arreglar todo este desaguisado”.

Y es que, “de no poder abrir en el puente, la cosa se complica mucho más”, ha insistido Morgan: “Como no nos permitan abrir estamos muertos”. Mientras tanto, ha denunciado, “de ayudas no se sabe nada”.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viaje de Valladolid (AVAV), Miguel Incera, ha recordado que el sector “está en crisis total sin ingresos ni ayudas directas desde marzo”. “Necesitamos que las restricciones no sean una limitación de la actividad, sino que permitan seguir trabajando y si no se puede, que nos ayuden a aguantar hasta que podamos empezar a trabajar”, ha reivindicado, a pesar de reconocer que, “tristemente, las expectativas no son buenas”.

No obstante, lejos de preocuparse por el corto plazo, Incera reclama “planificación para poder empezar a trabajar cuando las restricciones lo permitan” y subvenciones que garanticen la “supervivencia” mientras no puedan tener actividad. “No queremos que se permita el viaje si la situación no procede, pero necesitamos que se nos apoye o ayude”, ha insistido.

Reivindicaciones similares ha lanzado el presidente de la Asociación de Empresarios de Turismo Rural de Valladolid, Luis Chico, que aboga por conseguir que las ayudas lleguen y que haya una cierta fiscalidad positiva que dote de liquidez a los negocios del mundo rural”. “Seguimos pagando y no hemos recibido ningún tipo de ayuda”, ha reprochado, al tiempo que ha pedido mayor planificación, pues las subvenciones que sí han llegado, “no lo han hecho al ritmo esperado”.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png