11 julio 2020
  • Hola

Mañueco confía en pasar a Fase 2 a partir del 8 de junio pero ve "vital" limitar la movilidad entre territorios

Apela a la "prudencia y la seguridad sanitaria" por lo que ha hecho un llamamiento al "compromiso" de los alcaldes

31 may 2020 / 16:58 H.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, confía en que a partir del próximo 8 de junio la totalidad de la Comunidad pase a Fase 2, algo que harán desde este lunes El Bierzo y Laciana, en León, pero siempre que las condiciones epidemiológicas lo permitan, al tiempo que considera que es "imprescindible la limitación de la movilidad en España" para afrontar las últimas semanas del proceso de desescalada "con seguridad".

Así lo ha explicado en la rueda de prensa que ha ofrecido este domingo tras participar de forma telemática en la reunión de la conferencia de presidentes autonómicos que ha presidido Pedro Sánchez.

A pesar de que confía en ese pase de fase de toda la Comunidad, el presidente de la Junta ha apelado a la "prudencia y la seguridad sanitaria" por lo que ha hecho un llamamiento al "compromiso" de los alcaldes porque "es más necesario que nunca" reiterar los mensajes de prudencia "para ir recuperando el terreno perdido", una prudencia que ha permitido que Castilla y León, en siete días, haya mejorado su posición respecto a siete comunidades autónomas.

"Optar por la prudencia y la seguridad sanitaria es lo que nos ha hecho mejorar posiciones frente a otras comunidades", ha insistido Alfonso Fernández Mañueco, quien ha preciso que habrá que ver cómo evolucionan los acontecimientos y si hay una evolución epidemiológica "favorable" se podría pasar a Fase 2 a partir del 8 de junio aunque ha reiterado la necesidad de limitar los movimientos entre territorio.

Y es que, según ha relatado Fernández Mañueco, esta crisis ha afectado a miles de familias "que han perdido a sus seres queridos, lo que ya es en sí es un sufrimiento impresionante" pero además no se han podido despedir de ellos como es costumbre social o religiosa, por lo que ha incidido en que "sólo desde una apuesta clara por la seguridad sanitaria se evitarán mayores sufrimientos futuros y se permitirá la reactivación económica sin dejar a nadie atrás".

Por ello, el presidente de la Junta de Castilla y León, más allá de si es necesario o no prorrogar el Estado de Alarma otras dos semanas más, ha dejado claro que hay que es necesario un instrumento jurídico que permita un control de la movilidad "entre provincias y territorios", algo que le ha planteado a Pedro Sánchez al considerar que es "vital".

Así se lo han planteado tanto él como otros presidentes autonómicos a Sánchez, quien ha explicado que se trabaja "en una situación intermedia" porque, según ha precisado Fernández Mañueco, "habrá rebrotes y se necesitará un instrumento jurídico intermedio", en lo que la vicepresidenta del Gobierno ha definido como "una desescalada jurídica".

Lo que también ha planteado Fernández Mañueco en la conferencia de presidentes es "la plena colaboración" de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en las comunidades que no tienen policía autonómica cuando se avance de fase y ante una "desescalada asimétrica".