16 julio 2019
  • Hola

Mañueco afirma que será el “presidente del diálogo” y desgrana medidas concretas contra la despoblación

El candidato del PP ha asegurado en su discurso de investidura que va a encabezar un “gobierno de acción”

09 jul 2019 / 13:18 H.

“Quiero ser el presidente del diálogo”. El salmantino Alfonso Fernández Mañueco ha pronunciado este martes un discurso de investidura en el que la palabra diálogo ha tenido un papel capital. El candidato del Partido Popular será investido como nuevo presidente de la Junta de Castilla y León tomando el relevo de Juan Vicente Herrera.

“El diálogo es democracia y no debemos tenerle miedo a lo que estamos dispuestos a hacer y hemos demostrado durante los últimos tiempos. Un diálogo conciliador que permita el progreso de las personas y por ende el de nuestra región”, ha asegurado.

Mañueco ha ensalzado los logros conseguidos hasta el momento en la Región y se ha comprometido a encabezar un “gobierno de acción”. “El desarrollo rural, la retención del talento y la promoción económica en un entorno muy competitivo y global deben ser los ejes que determinen una acción de gobierno que conviertan a Castilla y León en un referente nacional”, ha afirmado.

Una de las primeras propuestas que ha realizado el candidato del PP ha sido la creación de un grupo de expertos independientes nombrados por las Cortes para “luchar contra la despoblación” a fin de que “elaboren un diagnóstico y emitan en un año un informe de propuestas concretas de actuación”.

Mañueco también se ha comprometido a dar más facilidades a la creación y atracción de nuevos empresas. “Crearemos un fondo específico para el crecimiento y consolidación de las Pymes, a la vez que financiaremos a micropymes y autónomos en sus planes de modernización e inicio de la actividad. Además reduciremos los trámites administrativos, promoveremos la vocación emprendedora con medidas de financiación y el acceso al suelo público industrial a bajo precio”.

Una de las medidas incluidas en el programa electoral del PP y que Mañueco ha insisto en que se hará realidad, es la eliminación del impuesto de sucesiones. “Eliminaremos el impuesto de sucesiones y donaciones entre familiares, por injusto. Así, bonificaremos el 99 por ciento de este impuesto, lo que supone la eliminación práctica del mismo”.

En el capítulo de educación, se ha comprometido a rebajar las tasas universitarias. “Queremos entre las más económicas de España”, afirma. “Garantizaremos la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos. Libertad para elegir entre centros públicos y concertados, o entre centros de educación especial o educación inclusiva en centros ordinarios”, ha añadido.