13 noviembre 2019
  • Hola

Fernández Mañueco garantiza que en Castilla y León se mantendrán abiertas escuelas incluso con tres alumnos

Además, explica que se va a beneficiar a las familias de alumnos en el medio rural a la hora de acceder al programa de gratuidad de libros

14 oct 2019 / 13:26 H.

Alfonso Fernández Mañueco ha mostrado este lunes su compromiso con la Educación en el medio rural durante su visita a la Escuela de Educación Infantil “Padre Anastasio Gutiérrez” en Santervás de la Vega, tras el cual también ha visitado el Colegio de Educación Infantil y Primaria “Villa y Tierra” y el Instituto de Educación Secundaria “Condes de Saldaña” en Saldaña. El presidente de la Junta ha destacado que Castilla y León es un ejemplo y una referencia no sólo manteniendo escuelas con cuatro o incluso tres alumnos, algo que se ha comprometido a mantener, sino también priorizando a la escuela rural en equipamiento tecnológico, en innovación educativa y en formación de su profesorado.

La priorización del equipamiento tecnológico en el medio rural se pone de manifiesto con el programa «Escuelas conectadas» que va a suponer un salto en la conectividad de casi 1.400 instalaciones educativas.

Asimismo, se va a beneficiar a las familias de alumnos en el medio rural con ventajas para acceder al programa de gratuidad de libros de texto «Releo Plus», ya a partir del próximo curso 2020-2021 se introducirá un coeficiente corrector para favorecer al alumnado del medio rural.

Igualmente, se va a potenciar la formación del profesorado, aumentando la formación a distancia. Para ello, ya se han convocado las 7.000 primeras plazas de formación on line, de las más de 14.200 que se sacarán este curso, de las cuales un 60% de los participantes serán docentes rurales.

A estas medidas se añade una buena red de transporte escolar, con 34.000 alumnos y 1.945 rutas, que pretende garantizar una educación de calidad en medio rural y contribuir a cambiar la tendencia demográfica.

Por último, la Junta de Castilla y León apuesta también por la calidad educativa en el medio rural más allá de la jornada lectiva, como muestra el mantenimiento del programa Madrugadores con un mínimo de diez alumnos, teniendo en cuenta todo el área del Centro Rural Agrupado (CRA).