02 julio 2020
  • Hola

El mes de julio terminará en Castilla y León con temperaturas notablemente más altas de lo normal

Las temperaturas mínimas generalizadas estarán por encima de los 15 grados y localmente se situarán en los 18 o 20 grados

19 jun 2020 / 20:53 H.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé dos semanas de calor en la comunidad autónoma de Castilla y León donde las temperaturas serán "notablemente más altas de lo normal" para esta época del inicio del verano con posibilidad de noches tropicales en Segovia, Ponferrada (León) o Miranda de Ebro (Burgos).

Según precisa la Aemet en un mensaje en su cuenta de Twitter, el pronóstico para las dos próximas semanas en Castilla y León es de temperaturas máximas generalizadas por encima de los 32 grados que localmente llegarán hasta los 36 o los 38 grados.

Por su parte, las temperaturas mínimas generalizadas estarán por encima de los 15 grados y localmente se situarán en los 18 o 20 grados.

Según ha detallado en rueda de prensa el responsable de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, en los próximos días se espera una situación de bloqueo y esa subida de las temperaturas que van a estar por encima de los 30 grados en "amplias zonas" de la Comunidad, como el Valle del Duero o la Meseta, y no ha descartado que se produzcan avisos por fenómenos adversos en forma de temperaturas al superar los 36 grados.

Así, todo apunta a que a partir del domingo o del lunes las zonas sur y meseta registrarán temperaturas por encima de los valores medios, sobre todo en el caso de las máximas, y a partir del martes también en las mínimas.

El calor llegará a la zona norte, León y sobre todo Burgos, a partir del martes o miércoles, cuando se esperan de nuevos valores por encima de lo normal hasta el punto de que algunas capitales de provincia, sobre todo Segovia, o Ponferrada y Miranda de Ebro anotarán mínimas de 20 grados, "noches tropicales que no te dejan descansar", ha resumido.

El pronóstico para las tres semanas es de "anomalía cálida bastante acusada" y de "anomalía de precipitaciones", en la del 22 de junio y probablemente la siguiente mientras que la del 6 al 12 de julio se abre un "terreno movedizo" y de tormentas con cierta incertidumbre respecto a las temperaturas.

En general, ha apuntado a que va a llover poco y a que va a ser un verano cálido sin llegar a valores grandes con temperaturas por encima de lo normal en septiembre, como ha ocurrido en los últimos años. "Como los últimos años, igualito", ha pronosticado a nivel general para el verano de 2020 en Castilla y León.