Borrar

Carlos Pollán, un exjugador de balonmano para presidir las Cortes de Castilla y León

El procurador de Vox por León también fue presidente y entrenador del Ademar de León

Jueves, 10 de marzo 2022, 16:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Carlos Pollán Fernández, procurador de Vox por León, es el próximo presidente de las Cortes de Castilla y León. Este jueves ha tomado el relevo del salmantino Luis Fuentes, que ha ostentado el cargo desde 2019. Su elección es uno de los puntos del acuerdo de legislatura al que han llegado PP y Vox para gobernar en Castilla y León.La formación de Abascal también tendrá en sus manos la secretaría ercera de la Cámara.

Carlos Pollán Fernández es el presidente de Vox en León y fue el cabeza de lista de la formación de Abascal por esta provincia en las últimas elecciones en la Región. Pollán es Graduado Social y en Derecho y que ha desarrollado su actividad profesional en el área de la asesoría laboral, dirigiendo actualmente su propia empresa. Ha estado vinculado durante muchos años al mundo del deporte ya que ha sido jugador, entrenador y presidente del club de balonmano Ademar de León entre 1986 y 2013.

En su discurso como nuevo presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán, ha tendido la mano a todos los procuradores que forman parte del arco parlamentario, tanto a los que le han dado su apoyo como a los que no, y de quien espera ganarse su “confianza” al tiempo que les ha pedido que esta Legislatura que hoy echa a andar “se caracterice por la transparencia y la honestidad”.

Pollán ha comenzado su primer discurso como presidente del Parlamento autonómico manifestando su “solidaridad y apoyo con el pueblo ucraniano, víctima de una terrible guerra de ocupación llevada a cabo por Putin”, además de tener palabras de agradecimiento para el líder su partido, Santiago Abascal; el cabeza de lista por esta formación, Juan García-Gallardo, y su compañero David Hierro, así como para el presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, por la “alta responsabilidad” depositada sobre sus hombros.

Asimismo, ha asegurado que en las Cortes se hablará del sector primarios, de la industria, de la dependencia energética, de las necesidades de los pueblos de Castilla y León de kis servicios públicos y de “una tierra despoblada que ve partir a sus hijos”

“Hagámoslo desde las diferencia pero sin olvidar el deber de servicio a Castilla y a León y por tanto a España”, ha aseverado Pollán, quien ha pedido a sus compañeros procuradores que esta Legislatura se caracterice por “la transparencia y la honestidad” y que sean conscientes de que actualmente se vive “una coyuntura que será recordada” mucho tiempo y que hay que afrontar “con solidaridad, buen hacer y humildad”.

Carlos Pollán ha reconocido que Castilla y León ha sido “leal” a España, pero “históricamente ha sido maltratada y abandonada” lo que ha llevado a los ciudadanos a “sentir que han sido ignorados y sus anhelos olvidados”, pero confía en que, “entre todos”, se pueda revertir esta situación.

Como leonés que es, Carlos Pollán ha reconocido que sabe bien “como funciona el parlamentarismo” ya que son herederos de quienes en 1188 celebraron las primeras cortes, en León, en la historia de occidente, y se ha comprometido a que en esta Legislatura “el decoro vuelva a imperar” en la sede de las Cortes además de que ha prometido ser “un presidente al servicio de todos, cercano” y que tratará de favorecer “el diálogo”.

“Por el bien de los leones y castellanos desempeñaré el cargo con el objetivo de garantizar el respeto y que prime el debate de ideas por encima de cualquier otra discrepancia”, ha aseverado Pollán, tras lo que ha declarado constituidas las Cortes de la XI Legislatura, lo que se comunicará al Rey, al Senado, al Gobierno central y a la Junta.

“Viva León, viva Castilla y viva siempre España”, ha concluido entre aplausos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios