SAN SILVESTRE

El otro 'vencedor' de la San Silvestre

Javier Martín Moreiras, el cardiólogo que estuvo en el lugar y el momento precisos para salvar la vida de un participante que sufrió una parada cardiaca

30.12.2014 | 19:43
El cardiólogo Javier Martín Moreiras. |Barroso

El veterano atleta que sufrió una parada cardiaca en la San Silvestre permanece ingresado en la UCI, aunque los pronósticos sobre su recuperación son positivos. Para bien y para mal, es un ejemplo de estadística: la probabilidad negativa de que entre 6.000 participantes uno de ellos sufra una parada cardiaca, y la probabilidad positiva de sufrir una parada y que a tu lado pasen un cardiólogo, tres enfermeras y un sanitario del 112 que te salven la vida.

"Si participas en la San Silvestre de otra ciudad a lo mejor estás corriendo rodeado de ingenieros, pero en Salamanca nuestra mayor empresa, además de la Universidad, es el Hospital, así que es bastante normal estar rodeado de sanitarios", opina el héroe de esta historia: el cardiológico de la Clínica de Rehabilitación Cardiaca y Cardiología Deportiva, Javier Martín Moreiras, que fue el encargado de iniciar las maniobras de reanimación que salvaron la vida del afectado.

"Yo iba por detrás de él y no le vi caer, pero al doblar la esquina de la Avenida Portugal a la derecha, mi compañero me avisó de que había un señor tirado en el suelo. Creo que acababa de caerse, porque había familiares alrededor suyo. Analizamos que se trataba de una parada cardiaca e iniciamos una reanimación cardiopulmonar. Luego apareció Carlos, del 112, y tres enfermeras del hospital que también iban corriendo, por lo que en menos de un minuto desde que se cayó ya estaba siendo reanimado hasta que se le aplicó el desfibrilador semiautomático".

Moreiras asegura que la clave en situaciones de urgencia como la de este fin de semana radica en aplicar maniobras de reanimación cuanto antes: "El problema en estos casos no es el tiempo que permanezcas en parada, sino el tiempo que permanezcas sin asistencia. Es decisivo hacer maniobras de reanimación cardiopulmonar cuanto antes. Si haces eso y el enfermo está vivo, puedes estar todo el tiempo que aguantes haciendo la maniobra, pero lo importante es hacerlo. Si pasan 10 minutos y nadie le practica ningún tipo de maniobra, entones se produce muerte cerebral". El consejo del cardiólogo a cualquier persona que se vea en una situación así es "hacer un masaje cardiaco, aunque sea en exclusiva, y si sabes hacer algo más puedes abrir una vía de ventilación o el boca a boca".


Javier Martín, de espaldas, con chaqueta amarilla fosforita.

Javier Martín considera que uno de los grandes riesgos del running popular es que apenas se toman prevenciones en forma de controles: "El deporte es bueno, pero hay que hacerlo bajo condiciones de seguridad. Hay que hacerse reconocimientos para detectar anomalías que te puedan causar problemas. No es lógico que salgan a correr 6.000 personas y casi nadie se haya hecho un control. Este señor, por ejemplo, tenía una arteria cerrada. Él hacía deporte, pero ese problema se le habría detectado con un test de detección de isquemia o una prueba de esfuerzo".

"Muy pocas cosas pasan con lo poquito que se mira la gente. Tan importante es elegir bien las zapatillas como una revisión cardiovascular completa", afirma.

Una vez que se reanimó al corredor, se le intubó y se le estabilizó, el 112 lo trasladó al hospital. Allí se le practicó un cateterismo, que detectó la artería obstruida, se le pusieron tres stent coronarios para que la sangre circule bien, y se le sometió a un protocolo de hipotermia novedoso en Salamanca. "Consiste en rebajar la temperatura corporal a 33 grados para evitar daños cerebrales. Bajarte a 33 grados, aunque parezca poco, duele mucho, y por eso hay que sedar al paciente durante 48 horas para ver cómo responde. Parece que la cosa va a ir bien", pronostica el cardiólogo.

Con la vida del atleta ya puesta a salvo, Javier Martín y el resto de ´héroes´ que participaron en las maniobras decidieron terminar la carrera. "La verdad es que no me puse nervioso porque es a lo que me dedico. Me producía más dificultad llegar a meta que reanimar a una persona. Después de esos minutos allí parado y arrodillado nos costó mucho volver a correr, pero los cuatro la terminamos. De los últimos, pero la terminamos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad