Borrar
José Antonio Alonso, en su explotación de porcino. ARCHIVO
El testimonio de un agricultor salmantino: «Nos hipotecamos 50 años con el regadío y ahora...»

El testimonio de un agricultor salmantino: «Nos hipotecamos 50 años con el regadío y ahora...»

De Encinas de Arriba, lleva una semana subido al tractor, de tractorada. «Si no tuviéramos la PACy los productos valieran lo que deben, no tendríamos estos problemas»

Miércoles, 14 de febrero 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

José Antonio Alonso tiene 50 años, es de Encinas de Arriba y es agricultor y ganadero «de toda la vida». Hace una semana que su tractor no para por las tractoradas. ¿Por qué protesta? Tiene claro que es porque la PAC «no encaja con el campo».

«Tienen que flexibilizar exigencias medioambientales, eliminar barbecho, acabar con la rotación de cultivos que nos imponen... Nos han hecho hipotecarnos 50 años con los nuevos regadíos y aquí la estrella es el cultivo del maíz y ahora si no nos dejan sembrarlo...»

Mantiene que en su zona no es opción la patata «por el gasto que tiene»; tampoco la remolacha después de haber sembrado años maíz; «y el girasol en la zona nuestra se lo comen los pájaros a medio cultivo». En cuanto a las leguminosas, en su zona mantiene que tampoco nacen y además, dice, no hay maquinaria para sembrarla o recogerla. «¿De qué sirve que siembres alubias, es un decir, y que luego no tengan salida en el mercado?», se pregunta.

«Antes sembrabas lo que sabías que funcionaba y ahora con la PAC te imponen todo, cuando cada uno sabe en su explotación qué cultivo se da y cuál no». «Si no tuviéramos la PAC y los productos valieran lo que deben, no tendríamos estos problemas», apunta. José Antonio sale además con el tractor para pedir las mismas normas para los productos españoles que para los que entran de terceros países «porque con lo que nos imponen no podemos competir».

En cuanto al ganado, José Antonio tiene cerdos desde hace 6 años. y señala que con las normas de bienestar «están mejor que las personas». «Aparte de temperatura controlada todo el año hay que dejarles dos metros cuadrados por plaza; tener las naves ventiladas, y vienen para medirnos la concentración del aire en las naves. Luego han retirado antibióticos para que las granjas funcionasen con normalidad y se mueren muchos. Se pone un cerdo enfermo y si se puede recetar lo de antes y a tiempo que le iba bien, sí, y si no, pues nada. Hay muchas bajas».

En cuanto a la ley de la cadena alimentaria, tiene claro que tampoco funciona. En el caso de los patatas, explica, los contratos se firmaron a 22-23 céntimos el kilo, «que es prácticamente lo que vale producirlas. Si el año viene atravesado y no salen kilos, ya pierdes. La gente paga en la tienda 1 euro o 2 por kilo y falta ese doble etiquetado para que sepa lo que cobró el productor. En porcino, sin PAC, funciona, pero por integradores. Si no, sería inviable».

«En el campo siempre ha habido altos y bajos pero nunca como ahora», explica. Le preocupa además el regadío «porque nos bajan las dotaciones de agua. Llegará un momento que a medio verano no tengamos y a ver qué hacemos por las limitaciones del Plan Hidrológico. No sé qué pasará con los regadíos nuevos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios