14 julio 2020
  • Hola

Regadíos en Salamanca: De las averías continuas en el canal en Villoria a la paz de Zorita

La antigüedad de algunos canales complica el riego en algunas zonas mientras otras disfrutan ya de las ventajas de la modernización tras años de obras

28 jun 2020 / 09:46 H.

Un año más en el Canal de Villoria se acumulan las averías y, como afirma su presidente Jesús Barbero, "raro es el día en el que no tenemos algún problema".

La antigüedad de las tuberías del canal, hechas de fibrocemento, hacen que muchas estén obstruidas y se produzcan roturas. "Todos los años cambiamos 5.000 metros de tubos, pero no es suficiente porque son muchos kilómetros y siempre revientan por algún lado", explica Barbero.

A los reventones se les suma también los problemas del transformador del sector dos aunque, como asegura su presidente, "gracias al equipo técnico que tenemos las averías se resuelven en poco tiempo y de momento no hemos tenido que cortar el riego".

Frente a los regantes de la zona de Villoria y las dificultades a las que tienen que enfrentarse casi cada día están los agricultores del canal de Zorita que tras once años de espera acaban de estrenar esta campaña las nuevas canalizaciones. "Estamos igual que con una novia nueva", bromea su presidente Celestino Sánchez, que reconoce que el riego ahora de las parcelas no tiene nada que ver con el que han tenido en todos estos años. De hecho, el precario estado de los canales que fueron construidos en los años 60 hacía que hasta ahora la pérdida de agua fuera constante y que incluso algunos agricultores tuvieran que utilizar las cunetas para hacer llegar el agua a sus parcelas.

Mucho más tranquilos están también en el Canal de La Maya después de haber culminado también el cambio de todas las tuberías tras más de diez años de obras. Aunque los agricultores parecen haber dejado atrás los reventones habituales de cada campaña lo que les preocupa ahora son las nuevas tarifas eléctricas que, según la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), podrían encarecer la factura más de un 70%. "Después de las modernizaciones que hemos hecho en los canales esto sería la puntilla para nosotros", denuncia José Antonio Alonso.

Los regantes advierten de lo que para ellos es "una subida encubierta" que complicaría aún más la situación de asfixia económica por la que está atravesando el sector. "Lo único que nos ayudaría a reducir costes sería poder firmar dos contratos eléctricos al año porque nosotros durante seis meses estamos pagando por una electricidad que no consumimos", denuncia el presidente de La Maya.

PALABRAS CLAVE