16 agosto 2022
  • Hola

Nutrientes más orgánicos

Castilla y León sigue las directrices marcadas por Europa de reducir los fertilizantes químicos y desarrolla un proyecto de transformación de purines

27 jun 2022 / 18:27 H.

PALABRAS CLAVE

La apuesta de Bruselas por una PAC más vinculada al medio ambiente, unido a los efectos que la guerra en Ucrania está provocando en el sector agroganadero, está llevando a las comunidades autónomas a buscar sustitutos de los fertilizantes químicos por otros orgánicos, donde los purines (residuos de granjas de porcinos) se han convertido en una alternativa viable. Castilla y León no es una excepción. El consejero de Agricultura y Ganadería, Gerardo Dueñas, hace especial hincapié en dar este salto y anima al sector al uso de componentes orgánicos, ya sean bacterias, aminoácidos o bioestabilizantes, como sustitutivos de los fertilizantes químicos. “Son más sostenibles y respetan más los suelos”, subrayó recientemente Dueñas en Salamanca, consciente de que esta nueva apuesta “nos hará menos dependientes de otros países donde están las materias primas que necesitan los fertilizantes químicos y abaratará costes en el futuro”.

Buena prueba de que esta apuesta por los fertilizantes orgánicos es ya una realidad en esta Región, la encontramos en los trabajos de investigación que desarrolla actualmente el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) con el objetivo de reducir las emisiones que provocan las granjas tanto a la atmósfera como a los suelos. Por eso, trabaja en la elaboración de un prototipo que convierte los purines en un fertilizante natural, lo que reduce el impacto ambiental de los desechos y favorece la rentabilidad de las explotaciones ganaderas. Solo en Castilla y León hay unos 4, 4 millones de cabezas de ganado porcino que generan más de 7 millones de toneladas de purín. El objetivo de este proyecto innovador, Ammonia Trapping, es tratar estos desechos y ponerlos en valor. Para ello, se ha desarrollado una membrana con la capacidad de atrapar las moléculas de gas de amoniaco y transformarlo en sal de amonio, un fertilizante de gran valor agronómico y económico.

Nutrientes más orgánicos
Itacyl ha desarrollado un prototipo que convierte los purines en un fertilizante

Los resultados en el laboratorio han sido muy satisfactorios y ya se ha dado paso a la fase piloto en granjas, así como a la creación de un prototipo industrial. Y es que una de las grandes ventajas de este prototipo es que se puede instalar en las explotaciones para que puedan incrementar su sostenibilidad y ahorrar en el tratamiento de purines.

Además de Castilla y León, en Cataluña también han desarrollado una planta piloto de tratamiento de purines para conseguir un fertilizante orgánico, al tiempo que en Aragón se ha aprobado un Decreto de purines para la creación de centros gestores que recojan estos residuos y los conviertan en fertilizantes. Y todo ello animados por la apuesta decidida del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea por los fertilizantes orgánicos.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png