24 octubre 2021
  • Hola

Más cerdos y más bellota. Así se presenta la montanera

Se espera excelente y también más cerdos en montanera que en 2020 porque los industriales vuelven a apostar por este producto tras la pandemia

14 oct 2021 / 11:04 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Ganaderos e industriales se preparan para una gran montanera, con la mayoría de fincas ya arrendadas y con unas previsiones excelentes en cuanto a bellota. De hecho, los cerdos tienen bellota suficiente ya madura desde este mes -el periodo para introducir animales en la dehesa va de octubre a diciembre- y apuntan que este año será especialmente extraordinaria en la “joya” salmantina del ibérico, que es la zona de Espeja.

Se esperan este año más cochinos en bellota que en 2020 por este motivo y también porque, a pesar de que aún hay muchos jamones almacenados como consecuencia de la pandemia, los industriales parecen volver a apostar por este producto. Algunos de los que el pasado año no sacrificaron bellota han vuelto a contactar con los ganaderos para retomar acuerdos.

La sensación por los movimientos de mercado es la de que vuelve la montanera con más fuerza después de un año, el pasado, en el que bajaron un 6,9% los sacrificios -fueron 682.935 cochinos de bellota- con respecto a 2019.

Este año el principal inconveniente para la montanera está en el alto precio de los primales, muy superior al del pasado y, al menos hasta ahora, difíciles de encontrar. En la Lonja de Salamanca los primales cotizan a 2,85/3,05 euros el kilo los cruzados, cuando hace un año su precio era de 1,90/2,33. En cuanto a los puros, ahora están en la “tablilla” a 2,85/3,05 euros/kilo y hace un año, a 1,90/2,33. En los últimos años, una vez que se aprobó la norma del ibérico, la tendencia de los industriales es la de sacrificar cada vez más animales 100% ibéricos. De hecho, de 2014 a 2019 se incrementaron un 120% las piezas identificadas con este precinto negro.

Ahora hace falta conocer cuál será el precio que se fije para el cerdo ibérico de bellota en la Lonja del 30 de noviembre, día de San Andrés, aunque las primeras y pocas operaciones cerradas apuntan a un precio superior al del pasado año. No parece difícil llegar a él dado el precio al que está el cerdo ibérico de cebo de campo y también porque en 2020 el precio de la bellota del 100% ibérico partió de 2,10/2,30 euros el kilo (se corrigió luego para abrir más la horquilla), muy lejos de lo que cotizó en 2019 (3,18/3,38) o en 2018 (3,10/3,30 euros el kilo). La referencia para la bellota que suele utilizarse es la del cebo de campo, ahora en máximos, con una cotización en Salamanca de 2,28/2,38 (hace un año era de 1,57/1,67).

Este año el principal inconveniente para la montanera está en el alto precio de los primales y lo difícil de encontrarlos

De hecho, desde que empezó el año no han dejado de subir el cebo en la Lonja de Salamanca y en la de Extremadura. Son 41 semanas de subidas constantes o de repeticiones, producidas fundamentalmente cuando la mesa de la Lonja dejó de reunirse en agosto por el parón de la actividad industrial que coincide con las fiestas de Guijuelo, y en septiembre, por la celebración de la feria Salamaq. Ahora el ibérico de cebo cotiza a 2,15/2,25 euros el kilo cuando el 1 de enero su precio era de 1,39/1,49. También está muy por encima de la cotización que tenía hace un año: 1,45/1,59 euros el kilo. Para encontrar un precio similar, no muy inferior, al actual a principios de octubre del ibérico de cebo hay que remontarse a 2016, cuando en la Lonja de Salamanca cotizaba a 2,11/2,21 euros el kilo.

En cuanto a sacrificios, se están matando esta semana un número ligeramente inferior de cerdos ibéricos de cebo que hace un año: 56.845 ahora (semana del 4 al 10 de octubre) y 58.395 en la semana del 5 al 11 de este mes pero de 2020. Según también datos de la Interprofesional -Asici-, el peso medio de las canales aptas es también algo inferior al del pasado año : 135,4 kilos ahora para animales de cebo de campo y 136,4, en 2020. En cuanto al cebo, de los 130,9 de 2020 se ha pasado a 129,5.

Para la montanera, los industriales suelen este año inclinarse con acuerdos con el ganadero de los que llaman de reposición: ponen ellos cochinos y ganan luego los productores en función del peso que sume el animal. No obstante, los ganaderos con cerdos prefieren criar ellos sus animales y luego venderlos a un precio que suele ser el que fije la Lonja de Salamanca -el alto, el bajo o el medio- o un precio medio entre la cotización de Salamanca y Extremadura.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png