05 diciembre 2019
  • Hola

Malestar entre los patateros salmantinos: diferencia de precios a la baja con vecinos de la región

Los agricultores denuncian que reciben hasta 8 céntimos menos por la misma variedad respecto a otras zonas productoras de la región como Valladolid o Segovia

13 sep 2019 / 14:00 H.

Los patateros salmantinos no ocultan estos días cierto malestar ante la diferencia de precios a la baja que soportan respecto a otras zonas productoras de Castilla y León, como pueden ser Valladolid o Segovia. Los agricultores denuncian que, en una misma variedad, la diferencia puede ser de hasta ocho céntimos menos por kilo y en una buena producción, como la que se está dando esta campaña, el beneficio es notablemente menor que el que reciben sus “vecinos” de la Región.

“En Valladolid están ya medio acabando el arranque y aquí en Salamanca empezamos más tarde. El problema se plantea a partir de ahora si, de cara a octubre, vienen las lluvias y empieza la prisa por sacar patata y se entrega de cualquier forma”, comentan algunos productores de la zona de Las Villas.

Desde otro de los puntales del sector, como es el de las cooperativas, José Blázquez, gerente de Aranpino, confirma la existencia de esa diferencia en precios pero explica que radica en la propia desigualdad entre el mercado de patata para lavar y el de patata en fresco. “Las listas de precios se dan sin explicar y en Valladolid se trata de precios de patatas para lavar, que tienen un calibre distinto porque en un saco de tres kilos no se pueden meter muy grandes y no todas las que se sacan son para lavar, depende también del terreno y de la variedad”, afirma. “Si nos fijamos en el rango de precios para la variedad agria esa diferencia no es tal y andamos en cifras muy similares”, añade.

Por otra parte se estima que a estas alturas de septiembre la campaña no ha llegado siquiera al 40 por ciento y que el ritmo de arranque es sensiblemente menor al de otros años por estas mismas fechas. “Se siguen viendo cuadrillas en las tierras aunque cada vez es mayor la presencia de las máquinas porque hace menos calor y también la patata está más hecha”, señala el gerente de la cooperativa.

En lo que todos coinciden es en la buena producción, tanto en kilos como en calidad, que se está dando y reiteran el llamamiento al consumidor para que consuma patata nacional apostando por ella frente a la que llega, sobre todo a supermercados y grandes superficies, principalmente de Francia.

La ‘vuelta al cole’ se espera que coincida, también, con una mayor demanda de patata en los mercados y que paulatinamente los arranques vayan cogiendo el ritmo habitual en las grandes zonas productoras salmantinas.