14 julio 2020
  • Hola

Los vinos más singulares de Salamanca y Zamora dan el gran salto

La D.O. Arribes duplica sus ventas en tres años y espera una cosecha excepcional si la meteorología continúa siendo favorable como hasta ahora

23 jun 2020 / 19:46 H.

Los buenos gourmets ya no se conforman con los vinos de siempre. Buscan variedades diferentes, uvas que hablen de la tierra, de los orígenes, en definitiva, vinos singulares. Y eso es lo que precisamente ofrecen los vinos de la D.O. Arribes para que en estos momentos sean tan apreciados. No en vano, su progresión en los últimos tres años ha provocado que sus ventas se dupliquen hasta alcanzar las 800.000 botellas de la última añada.

Pero es que además, cada una de sus 17 bodegas, que agrupan a 190 viticultores de las provincias de Salamanca y Zamora, elaboran vinos distintos con un denominador común: el clima, el suelo y las variedades. “Luego -como dice el director técnico de la D.O. Arribes, Carlos Capilla- cada bodeguero hace su composición final. Uno añade más uvas de la variedad Juan García, otros prefieren poner más Rufete... Son como pintores a los que les das los mismos colores, pero cada uno pinta un cuadro diferente”.

Las razones del éxito de estos vinos, que ya se exportan a países como China, Japón o Alemania, radican no solo en la situación de sus viñas, muchas de ellas en bancales de suelo formado por granitos y pizarra dentro del Parque Natural Arribes del Duero, ni tampoco de que gozan de un clima mediterráneo privilegiado. La apuesta de los bodegueros por alumbrar vinos diferentes, en los que mezclan artesanía -todavía la mayoría de la uva se recoge a mano- con modernidad, por mantener unos criterios de calidad altos y por abrir nuevas vías de distribución está dando sus frutos. Ahora, aguardan con ilusión la próxima vendimia, puesto que la climatología se ha comportado de modo excepcional en invierno y primavera. “De seguir así, podremos contar con una excelente cosecha en calidad y en cantidad”, augura Carlos Capilla.

De las botellas de los vinos de esta denominación salen aromas de variedades autóctonas como la Juan García, y también de Rufete, Tempranillo, Bruñal, Mencía, Syrah, o Garnacha en tintos, y de Malvasía -sobre todo-, Verdejo y Albillo en blancos. Con esta matería prima, elaboran blancos y rosados, jóvenes y fermentados en barrica, y tintos, tanto jóvenes como robles, crianzas, reservas e incluso grandes reservas dado que envejecen muy bien en barrica.

Almaroja, Arribes del Duero, El Hato y el Garabato, Bodegas Francisco Rodríguez Garrote, Bodega Frontío, Marqués de la Concordia, La Setera, Las Gavias, Pardal y Punto, Pastrana, Peños Martín Marcos, Quinta Las Velas, Ribera de Pelazas, Bodegas Viña Romana, Cooperativa Virgen de la Bandera, Bodegas Ocellum Durii y Las Fontanicas conforman el grupo de bodegas amparadas por la D. O. Arribes y forman un recorrido ideal para hacer una escapada enológica a un lugar de singular belleza y conocer de primera mano las grandes cualidades de sus vinos.

Contenido patrocinado por D.O. Arribes