15 diciembre 2019
  • Hola

Los sectores de moda (y rentables) en el campo salmantino que ‘enganchan’ a los jóvenes

Los jóvenes agricultores y ganaderos eligen sectores como las aves y los cultivos ecológicos para introducirse en el campo: las ayudas solicitadas en 2018 fueron para estas producciones

06 nov 2019 / 08:43 H.

Los jóvenes agricultores y ganaderos que solicitaron ayuda en 2018 para incorporarse al sector agrario no optaron por el cultivo del cereal o por las explotaciones tradicionales de vacuno o de ovino, sino que se decantaron por dos producciones fundamentalmente: las aves y lo ecológico.

En concreto y sumando los dos aspectos, tres optaron por las gallinas ponedoras camperas ecológicas; otro por la producción de pavos y dos más por la cría de pollos en intensivo.

En cuanto a lo ecológico, además de frambuesas y ajos, la Junta de Castilla y León concedió ayuda de incorporación al sector agrario para producir viñedo, olivar y cerezo ecológico.

También está de moda el pistacho, con tres agricultores jóvenes que han decidido iniciarse en este tipo de producción y también en lo ecológico.

El cultivo del pistacho empieza a asentarse sobre todo en la comarca de Alba de Tormes

Durante la reunión con la Junta de Castilla y León en la que se dieron a conocer estos datos, los representantes de las organizaciones agrarias no se mostraron sorprendidos porque los jóvenes se decanten por estos sectores. En concreto, José Manuel Cortés, de COAG y que fue quien incidió en ellos, considera que prueban la dificultad de acceso a la tierra que existe para los jóvenes, lo que les obliga a optar por producciones alternativas y que requieran una superficie que no sea demasiado elevada.

En el caso de los pistachos influye también el éxito demostrado en los últimos años con una sociedad de agricultores con sede en Toro (Zamora) y que anima a productores de toda la Comunidad a apostar por esta producción. Según indicó Félix Talegón, impulsor de ese colectivo y pionero del cultivo del pistacho en Castilla y León, es necesaria más superficie de esta producción para cubrir la demanda de producto. En Salamanca se está extendiendo sobre todo en la comarca de Alba de Tormes aunque hay también en otros puntos, como recientemente en Endrinal, Almenara de Tormes y Pelayos, que han optado por lo ecológico. Según Talegón la superficie en la región supera las 2.000 hectáreas, aunque en la PAC figuran “sólo” 655 de frutos con cáscara -que incluye almendra, nuez y avellana-. Ahora se recogen menos de 40 toneladas de pistachos al año porque el 90% de árboles tienen menos de 6 años y no es hasta los 8 cuando empiezan a ser productivos. En dos años se espera que se duplique la producción.

PALABRAS CLAVE