28 junio 2022
  • Hola

Los hermanos salmantinos que han sembrado cerca de 70 hectáreas de guisantes

Coca de Alba es ahora mismo un mar de guisantes tras el paso dado por los hermanos Francisco y Fermín Sánchez López

11 jun 2022 / 13:42 H.
Ver Comentarios

Francisco y Fermín Sánchez López comenzaron a cultivar guisantes solo por probar. Era el año 2020, habían visto una parcela de guisantes de un agricultor de Palencia del que terminarían siendo amigos y decidieron, con su ayuda, dar el paso. Dos años después Coca de Alba es ahora mismo un mar de guisantes, sobre todo por las 70 hectáreas que han sembrado estos dos hermanos aunque ya no son los únicos que apuestan por este cultivo en el pueblo.

Si sembraron tanto -empezaron con 20 hectáreas y el pasado año ampliaron un poco más- se ha debido, explica Francisco al alto precio de los fertilizantes. “Necesitan muy poco fertilizante y, además, deja un suelo muy bueno para el siguiente cultivo”, explica.

En un principio pensaban que no merecía la pena porque obtuvieron 1.800 kilos por hectárea mientras que la cebada que sembraron al lado les dio 4.000. Pero al año siguiente, con la cebada sobre la tierra que antes estuvo sembrada de guisantes, les dio una producción más alta. Este año les está ocurriendo lo mismo con un trigo sembrado sobre una parcela que la campaña pasada produjo guisantes.

Ahora mismo Francisco cuenta que está haciendo pruebas de rotación con la idea de ir girasol, cebada, guisantes y trigo “y a ver qué pasa”. “Cambias mucho de herbicidas -añade- y es bueno porque hay muchos problemas de resistencia, y luego al entrar el girasol, por su raíz, se logra que suban nutrientes”. “No es ya el dinero que aporten,es todo lo que dan a los cultivos de la siguiente campaña”, dice.

Los hermanos calculan que no comenzarán a cosechar hasta dentro de 20 días y será entonces cuando vean la producción, aunque en principio le parece que puede estar en torno a los 1.000 kilos por hectárea. El precio, en la Lonja de Córdoba está ahora a 453 euros/tonelada y en Sevilla, a 475. Francisco dice que el guisante no es un cultivo complicado: “Solo hay que tener paciencia y no sembrar hasta enero”. Ellos apuestan por la siembra directa porque retiene más el agua.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png