05 agosto 2020
  • Hola

LÍDERES ANTE LA CRISIS | ICPOR, comprometidos con la bioseguridad de las granjas y sus trabajadores

Esta integradora porcina de cerdo blanco e ibérico ha seguido trabajando para asegurar el suministro de materia prima a los centros de elaboración

27 abr 2020 / 18:13 H.

Desde que se inició la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, el sector primario en general y el sector ganadero y porcino en particular han demostrado estar a la altura de las difíciles circunstancias que se están viviendo en España. Están demostrando el papel fundamental que desempeñan con su trabajo diario.

Como primer eslabón de la cadena alimentaria, los profesionales de ICPOR, integradora porcina de cerdo blanco e ibérico, han seguido trabajando para asegurar el suministro de materia prima a los centros de elaboración de productos cárnicos derivados del cerdo. En este sentido, ICPOR quiere visibilizar y poner en valor el esfuerzo ejemplar y la responsabilidad con la que todos sus granjeros integrados y empleados están trabajando para cumplir con su misión y asegurar que toda la población tenga acceso a estos recursos alimenticios.

Medidas excepcionales con un doble objetivo

En un momento en el que la sociedad ha tomado conciencia de la importancia de adoptar medidas de bioseguridad para evitar la propagación de la COVID-19, cabe destacar la concienciación histórica que la ganadería porcina ha tenido en este aspecto.

Para garantizar el correcto desempeño de sus granjeros y empleados, ICPOR, desde el inicio de la pandemia, ha reforzado las de por sí estrictas medidas de bioseguridad y prevención características de sus granjas con un doble objetivo: garantizar la seguridad y preservar la salud de las personas que de forma directa e indirecta trabajan en la compañía –empleados, integrados y proveedores–; y asegurar el correcto funcionamiento de sus granjas.

Así, entre otras medidas, se ha restringido el acceso de vehículos y personas ajenas a las instalaciones; se han incrementado las labores de limpieza y desinfección de las zonas comunes de la granja; se han suspendido las reuniones y visitas a granjas que no sean absolutamente necesarias y se ha promovido la elaboración de diferentes turnos de trabajo para evitar el contacto directo entre el personal que trabaja en la granja,

La aplicación de estas medidas ha permitido que las granjas de ICPOR sigan funcionando con absoluta normalidad, garantizando su capacidad de respuesta a la demanda social de productos alimenticios.

Estabilidad económica en tiempos de incertidumbre

La crisis sanitaria derivada del coronavirus en España ha paralizado numerosos sectores de actividad y está generando incertidumbre en muchos otros. Esta incertidumbre también ha llegado a algunos ámbitos concretos de la ganadería. Muchos granjeros se preguntan qué hacer para dar salida a la producción de sus granjas.

Desde su fundación en 2012, el compromiso de ICPOR con sus granjeros integrados ha sido uno de los ejes que ha articulado el desarrollo de la compañía. ICPOR es la única integradora que garantiza unos ingresos a los emprendedores que deciden invertir en la promoción de una granja porcina de última generación. Evitando así las preocupaciones derivadas de las fluctuaciones que pueda experimentar el mercado y la posibilidad de no poder comercializar algún ciclo producido en la granja.

En un entorno marcado por la incertidumbre, este compromiso cobra aún más importancia. La seguridad y la estabilidad para su negocio son dos de los valores más apreciados por cualquier emprendedor. Esa seguridad y estabilidad que ICPOR aporta a sus granjeros quiere trasladarla a la sociedad.

En ICPOR somos muchos los profesionales que estamos trabajando con responsabilidad para cuidar de nuestros animales y de nuestras familias, garantizando que la cadena alimentaria siga recibiendo productos de tan elevado valor nutricional como la carne fresca y los elaborados del cerdo.