11 diciembre 2019
  • Hola

Las vacas y los corderos salmantinos vuelven al barco

Se recuperan los envíos regulares de vacuno vivo a Libia, crece la exportación con destino a Argelia y se mantiene hacia Líbano

18 oct 2019 / 16:25 H.

La exportación de vacuno vivo ha vuelto a la normalidad gracias a la recuperación de los envíos regulares a Libia -pese a que está sumida en una guerra interna que alcanzó sus cotas más sangrientas en pleno Ramadán-; también es decisivo el aumento de envíos a Argelia con respecto a 2018; y la fidelidad de compra de bovino español de Líbano, a pesar de los intereses comerciales de otros países.

Desde el Puerto de Cartagena, principal para la exportación a países árabes, son optimistas gracias al tirón de estos tres países y mantienen que, pese al paro sufrido desde mayo y hasta prácticamente ahora, los envíos actuales permitirán repetir las cifras de exportación de 2018. “Podemos decir que la campaña está salvada”, aseguró Javier Sánchez, director general de Agencia Marítima Blázquez, empresa encargada de la exportación desde ese puerto.

Hasta que acabe el año las previsiones que manejan son las de mantener la regularidad actual de barcos semanales y, en ocasiones, como ha ocurrido en esta, realizar incluso dos envíos. Por barco la media de ejemplares transportados es de mil entre añojos y corderos.

En 2018 se exportaron 580.000 cabezas de ganado vivo desde España y entre enero y julio de 2019 eran 270.000, de los que 231.000 eran ejemplares de ovino y 40.000 terneros.

Cartagena es el principal puerto europeo de exportación de animales vivos y de ahí parte el 80% del ganado ovino que se envía desde España y en torno al 45% del bovino. El otro puerto importante es Tarragona y también se utiliza de forma habitual la vía francesa para los envíos.

El “parón” del barco hacia Turquía -mercado abierto en 2016 para España y cerrado por la negativa de las autoridades turcas a expedir licencias de importación- fue otro de los golpes que sufrió la exportación de vacuno vivo y un año después el puerto de Cartagena aún no tiene una fecha para poder reabrir el comercio con ese país.

Para Salamanca, por la importancia del sector vacuno, es clave la exportación a países árabes y, de hecho, sólo de enero a agosto de 2018 envió 7.027 ejemplares, con Turquía entonces como principal país receptor de ganado (4.068), seguido de Libano (1.476) y Libia (1.388).

La Lonja de Salamanca ha sufrido el parón del barco y así ha tenido un 2019 de caída libre en cuanto a los precios del vacuno de carne -”tocado” porque sin barco el consumo interior es incapaz de absorber todo el vacuno de carne que se produce en España-.

El añojo que costaba 4,14 euros/kilo canal en enero de 2018 cotizaba un año después a 3,87 en la Lonja de Salamanca y tras constantes descensos de precios que hicieron caer su cotización en septiembre hasta los 3,54 es ahora cuando parece que empieza a reflotar (3,55).

El precio del vacuno vivo para exportar sí se ha mantenido estable, con repuntes en la Lonja de Binéfar, referencia de este mercado, sólo en terneros frisones, muy demandados en Francia.

PALABRAS CLAVE