Borrar
Dos de los terneros muertos de la explotación de Ángel J. Caldero. L.G.
La queja de un ganadero salmantino: «Se me han podido morir 25 o 30 terneros por vacunarlos»

La queja de un ganadero salmantino: «Se me han podido morir 25 o 30 terneros por vacunarlos»

Ángel J. Calderero registrará su caso en la Junta para que consten los problemas que hay | Perdió tres becerros pero se produjo una caída de defensas en todos los animales que vacunó

Susana Magdaleno

Salamanca

Martes, 16 de mayo 2023, 10:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El ganadero Ángel J. Calderero registrará ante la Junta de Castilla y León la muerte de tres terneros de su explotación por neumonía bilateral por posible bajada de defensas por la vacunación de lengua azul, a la vez que, a través de su organización agraria, ASAJA, intentará hacer llegar su caso a otros.

Con el informe veterinario ya en la mano lo que pretende, según aseguró, es que «consten los problemas de vacunación» y que otros ganaderos se animen a denunciar. «Lo principal es que la Junta tenga conocimiento de la existencia de efectos secundarios», dijo.

En su caso, vacunó el 14 de abril 84 animales que habían sido destetados hace un mes. El 21 de abril, según el informe de la veterinaria que los vacunó, los terneros se mostraban apáticos y con dificultad para andar, con respiración agitada. En su visita, la veterinaria constata que 15 de estos animales están tumbados con el cuello rígido y fiebre de 40. Muestran además poco apetito. Después de tratarlos, dos días después el ganadero avisa porque los terneros no se pueden levantar y uno de ellos muere. El diagnóstico es de neumonía bilateral por posible bajada de defensas por la vacunación, se le cambia el tratamiento antibiótico al ganado y se advierte al dueño de la explotación (Aldea del Obispo y Villardeciervo) que pueden morir más porque las fiebres son muy altas. Mueren otro animal y los demás se recuperan después de que el 26 de abril se reforzara el tratamiento. La mayoría de ejemplares empezaron a responder lentamente y a comer. El diagnóstico es neumonía bilateral con grave sintomatología en un porcentaje de 30-40% de la explotación.

Ángel J. Calderero estima que entre las pérdidas de los animales -murieron finalmente tres, uno después del informe- y los tratamientos y gastos veterinarios, las pérdidas superan los 4.500 euros. «En el prospecto figura que puede haber un caso entre 10.000 pero es que nosotros hemos tenido un 100% de animales con caída de defensas», explica. «He podido perder 25-30 animales».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios