16 enero 2021
  • Hola

La ‘revolución’ de este cabrero salmantino: “Cada vez más gente coge cabras enanas de mascotas”

Por su parte, Benjamín Gómez asegura que “con la venta de leche daría para un sueldito”

Berna Montejo empezó con cabras, las cambió por ovejas porque nadie recogía la leche “y así no se podía seguir”, y llegó a tener, junto a su hijo, un rebaño de 800. Ahora, jubilado, descubrió en la agropecuaria otro tipo de cabras, las enanas, que cada vez están más extendidas en Salamanca pero como mascotas. Mantiene las 12 con las que empezó, no quiere tener más, aunque las ve incluso económicamente muy rentables por los cabritos -”paren 2 y 3 y al año me deja cada una cinco”- y también por la demanda que hay de estos animales de 20-25 kilos como hobby “o, porque, como en mi caso, se le antoja a un nieto”. Una chivita de 3 meses que ya coma sola cuesta unos 60 euros, lo mismo que el cabrito.

–¿Se venden bien los cabritos ahora en Navidad?

–Se han llevado hoy 6 y me quedan otros 5 que son algo pequeños y para estos días, que valen un poco más, como 60 euros, no salen. Son cabras que sacan adelante hasta a 3.

–¿Nota que cada vez hay más cabras enanas?

–Si, la gente se las lleva como mascota. Cuando empecé con ellas apenas había y ahora siempre que tienes que cambiar sangre encuentras a alguien que tiene o te piden chivas.

–¿Por qué cree que apenas quedan cabras?

–El problema más grande es que la leche no la vienen a buscar y luego son muy esclavas. Son más inquietas que las ovejas y cuando hay un agujero, lo encuentran. Yo ahora pienso que a estas cabras pequeñas no se las pierde dinero. Es verdad que yo las tengo a capricho, con el pienso, pero es que alguna me ha dado hasta 4 cabritos. Tardas más en criarlos que un lechazo pero se venden a su mismo precio.

Benjamín Gómez: “Con la venta de leche daría para un sueldito”

Es la casa de Benjamín Gómez siempre hubo cabras y él, después de trabajar en distintos sectores -forestal y construcción- decidió hace 5 años tener su propia explotación. “Ahora mismo para mí no es rentable y lo tengo que compaginar con otros trabajos, pero espero que lo sea”, dice. Tiene 200 cabras, casi 300 con las de recría, y consiguió en Robleda una nave que construyó allí la Junta para ‘cabras bombero’.

–¿Por qué no es rentable una explotación como la suya?

–La tengo de carne, no tengo código de leche y doy los cabritos a la cooperativa porque los carniceros te llevan los buenos y ¿qué haces con los que salen peor?

–¿Por qué eligió cabras y no vacas, por ejemplo?

–Por la inversión. Para vivir tienes que tener al menos 100 vacas. Las cabras son más complicadas pero empiezas con menos cantidad. Luego son muy delicadas, el cabrito es más torpe que el lechazo, la cabra no suele quererlo y te pasas 2 ó 3 días agarrándolo... Es de locos meterse en esto porque es muy esclavo pero a mi me gusta. Menos mal que estoy con mi hermano y entre los dos se lleva mejor. Será cosa mía pero las atiendes y parece que ves que lo agradecen.

–¿Qué hará para que sea rentable?

–Abrir el código de leche y luego, no sé, porque nadie viene aquí a recogerla: tendría que llevarla a Extremadura o abrir una quesería, pero es solo una idea. Yo veo que con leche, aunque esté barata, podría dar para un sueldito y ya estoy metiendo cabra de florida, que produce más, espero unos 2 litros diarios de media. Ahora he vendido unos 60 cabritos... tenía que haber tenido 150 pero se dio mal la paridera.

–¿Qué hace falta para que no desaparezcan las cabras?

–Más ayudas, si quieren que esto no se acabe.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png