Borrar
Eva Martín y Jesús León, en su quesería. ALMEIDA
La pareja que ha dejado Madrid para comprar una quesería en Lagunilla: “No necesitamos grandes cosas para vivir”

La pareja que ha dejado Madrid para comprar una quesería en Lagunilla: “No necesitamos grandes cosas para vivir”

Jesús León y Eva Martín se instalan en la localidad salmantina con su niña de 2 años y empiezan a hacer quesos | La jubilación de los antiguos dueños dejaba sin comprador a los cabreros de la zona

Miércoles, 14 de diciembre 2022, 09:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dejaron Madrid para establecerse en Lagunilla porque su sueño era comprar la quesería artesanal de este municipio de apenas 500 habitantes.

El cambio ha sido radical, pero no les ha importado. Jesús León trabajaba en una de las empresas de cátering con más fama de Madrid y ella, Eva Martín, en un banco. Ahora viven en este municipio salmantino, el de mayor censo de cabras de Salamanca con 886 en 2021 y saben que con el paso que han dado contribuyen a que no se pierda actividad económica en Lagunilla y al apoyo de los ganaderos, muy golpeados por la pandemia y con la subida de los costes de producción. De hecho desde que cogieron la quesería ellos, que fue el pasado septiembre y hasta ahora, su principal dificultad está en encontrar a ganaderos que les abastezcan de leche y no descartan tener que llegar a comprar ellos su propio rebaño de cabras para garantizar la producción de quesos.

Jesús reconoce riéndose que la decisión que tomaron tiene algo “de trampa” porque aunque son de Madrid y vivían y trabajaban allí, la familia de Eva es de Lagunilla.

Estaban pendientes desde hacía 5 años de esa quesería porque sabían que se aproximaba la jubilación de los dueños y ya les habían comentado a ellos su interés por tomar el relevo. Aún así, nunca tuvieron claro que se fuera a producir ese momento por el interés de los antiguos propietarios en que el negocio siguiera siendo de la familia.

Fue hace unos meses cuando Jesús y Eva se llevaron la sorpresa al recibir la llamada de Carmen, la antigua propietaria, que les anunciaba que ella también se jubilaba y que finalmente nadie en la familia se quedaría con la quesería. Confirmaron entonces Jesús y Eva su interés por ella y los dueños les han enseñado durante el verano a hacer los quesos al modo tradicional de esta quesería. Fue en septiembre cuando ya comenzaron a caminar solos.

El día a día incluye la recepción de leche, la elaboración de quesos durante tres días a la semana -”porque no hay más leche”- y la venta por los pueblos en ruta, con la furgoneta. A sus amigos de Madrid les cuesta asumir este cambio tan radical pero Jesús mantiene que han encontrado justo lo que buscaban.

Venía de dar eventos en el Círculo de Bellas Artes, en las Ventas... pero tengo familia en Galicia y Extremadura, así que el campo no es nuevo para mí. Esto no deja de ser un poco como la hostelería. Algún amigo nos ha venido ya a visitar y sí hemos visto que está claro que esto no es para todos los gustos”, explica Jesús. Los dos se ocupan de la elaboración del queso, él suele ir de ruta y ella lleva más todo lo administrativo. Ahora tienen previsto invertir en un tanque de leche porque, debido a la escasez de rebaños, y a los requisitos que se exigen a los que hay para elaborar la leche en cuanto a trazabilidad, se ven obligados a ir a buscarla también a otras zonas.

De momento se están haciendo con la quesería y su ritmo. Intentan tener algún día libre y acostumbrar a los clientes a que cierran por las tardes porque con los antiguos dueños la quesería siempre estaba abierta. Que el pueblo tenga guardería supone para ellos una gran ventaja.

En un futuro, su objetivo es poder vender por internet e introducir recetas nuevas, ya suyas. “Ideas no faltan”, dice Jesús, defensor de que acuda más gente a Lagunilla pero “no mucha” para que el pueblo mantenga su esencia. “No necesitamos grandes cosas para vivir”, dice Jesús. ¿Qué echa de menos? “A veces -comenta riéndose- la comida a domicilio”.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios