25 mayo 2020
  • Hola

La crisis del coronavirus deja noqueado al ibérico

Su precio sigue en caída libre y no se adivina el momento en el que recuperará la estabilidad

19 may 2020 / 14:23 H.

El estado de alarma ha golpeado fuerte a las producciones agrícolas y ganaderas y así, desde que el 14 de marzo el Gobierno declaró el estado de alarma, todos los sectores han perdido precio. Especialmente delicada es la situación por la que atraviesa el ibérico, los cereales y el vacuno. Esta sangría no parece cesar y la Lonja de Salamanca volvió a recortar sus valores. No lo hizo en el caso de los terneros de vida -sí en el del vacuno de carne- pero es que un ejemplar de 200 kilos de primera categoría cuesta ahora a precio de Lonja 198 euros menos que cuando se celebró el último mercado, el 9 de marzo.

En el caso del ibérico, el de cebo ha perdido aproximadamente 60 euros en estos dos meses de crisis sanitaria; el jamón ibérico de cebo, casi un euro (0,94 euros el kilo) y siguió bajando; y los tostones se han dejado 18 euros la unidad los blancos, que han pasado de los 34 euros que costaba un ejemplar el 9 de marzo, a los 16 actuales, y en el caso del ibérico, la caída es aún mayor: a pesar de que subieron en la Lonja, un tostón costaba a precio de Lonja euros la unidad en marzo y ahora se encuentran por 11(23 euros menos). Los ganaderos quitan animales y las cerdas y las vacas pierden. Las primeras pasan de 300 a 210 euros en estos dos meses y las vacas de primera bajan 0,37 euros/kilo. Los lechones, otros grandes derrotados porque nadie se arriesga a meter ganado, no dejan de bajar y están ya a 1,35 euros/kilo de su precio en marzo. Curiosamente los que mejor resisten son los lechazos: los de 11 kilos y tras el esfuerzo en promoción y retirada de carne, solo están 0,10 euros por kilo por debajo de su precio de marzo, aunque con una cotización inferior a la de mayo de 2019.

PALABRAS CLAVE