15 diciembre 2019
  • Hola

La construcción del regadío de La Armuña da un paso más

Adjudicadas por 29,6 millones con un plazo de ejecución de 36 meses las redes de riego, la mayor obra pendiente

15 nov 2019 / 10:57 H.

La Junta de Castilla y León, a través del Instituto Tecnológico Agrario -ITACyL- ha adjudicado las obras contenidas en el proyecto de redes de riego de la zona regable de La Armuña, que era la más importante de las pendientes para su puesta en marcha.

Si bien el valor estimado del contrato era de 35,3 millones de euros, al final se ha adjudicado por un importe con impuestos de 29,6 a la UTE Sacyr-Hergonsa. El plazo de ejecución será de 36 meses y se establece un plazo de puesta en marcha de las instalaciones de 12 meses. La zona regable está situada en los términos municipales de Campo de Peñaranda, Cantalpino, Poveda de las Cintas, Villaflores y Zorita de la Frontera.

Con esta adjudicación antes de fin de año se cumplen las últimas previsiones de la Junta de Castilla y León que apuntan a que los agricultores de esta zona que abarca 6.491 hectáreas puedan utilizar el regadío de La Armuña en el año 2023.

Además de la realización de este proyecto de redes falta aún por concluir la parte de este nuevo regadío que asumió la Confederación Hidrográfica del Duero -CHD-. Ahora realiza la obra del recrecimiento del ramal 1 del canal oeste y en febrero de 2020 la CHD se comprometió a instalar la nueva bomba en la central principal de bombeo, para concluir con sus obras en 2021.

Un año después, en 2022, es cuando la Junta de Castilla y León pretende entregar las nuevas parcelas constituidas en la concentración parcelaria que realiza ahora y por la que las 1.756 parcelas actuales de 3,76 hectáreas de media, pasarán a tener 6,37. Los nuevos propietarios podrán disponer de ellas, si se cumplen los plazos previstos, una vez que recojan la producción de la cosecha 2021-2022. El Ministerio de Agricultura ya terminó su parte de las obras de este nuevo regadío en 2018.

Se entra ahora en la fase final de unas obras cuyo proyecto se remonta a 1988, cuando la Junta lo redactó para regar 8.249 hectáreas. Diez años después inauguró el embalse de Riolobos, vinculado al regadío de La Armuña y construido con el objetivo de regar las nuevas hectáreas. Se invirtieron 4.300 millones de pesetas -26 millones de euros- para un embalse sobre 387 hectáreas que sólo utilizan las aves desde entonces porque el Gobierno central no respetó los acuerdos con la Junta para su realización.

Fue en 2014 cuando la entonces ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, desbloqueó las obras y comprometió la inversión de 41 millones de euros hasta 2017.

PALABRAS CLAVE