01 diciembre 2020
  • Hola

Jesús Julio Carnero (consejero de Agricultura): “La agricultura y la ganadería salmantinas concuerdan muy bien con la PAC verde”

Pedía que solo se destinará un 15% del presupuesto de la PAC a ayudas medioambientales o ecoesquemas pero Europa ha elevado el porcentaje. Ahora trabaja para que esos nuevos requisitos sean de fácil acceso

Jesús Julio Carnero, consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, esperaba el pronunciamiento europeo sobre la PAC para continuar la batalla en España. Se le hace difícil el porcentaje destinado a ecoesquemas -será entre un 20 y un 30% del presupuesto- pero es optimista.

–Dijo el ministro Planas en relación al acuerdo sobre la PAC que era “ilusionante” y, en cambio, usted apuntó a que era un paso más. ¿Es batalla ganada o un trámite?

–Es una parte importante de la negociación pero aún no ha terminado a nivel comunitario porque las tres instituciones, Comisión, Consejo y Parlamento, irán perfilando la PAC de manera definitiva a través de los trílogos. Lo que vimos en el Consejo fue un acuerdo importante pero no es el definitivo como tampoco lo es el acuerdo del Parlamento. Además con la actual génesis de la PAC post 2020 los estados miembros tienen mucho que decir, tienen una autonomía muy importante a través de la elaboración de los planes estratégicos nacionales y, por lo tanto, es un momento fundamental para el agricultor y ganadero de España y de Castilla y León. Se ha dado un paso. Tengo muy claro que debate a nivel nacional es importantísimo.

–¿Cuándo cree que se cerrará el Plan Estratégico Nacional?

–Pues yo creo que a lo largo del año que viene lo vamos a definir bastante para que se apruebe definitivamente a principios de 2022. Esa es la intención del Ministerio y de las comunidades autónomas. Tenemos fijada una posición importante por parte de Europa, faltan los trílogos y yo creo que de aquí a final de año podemos tener definida totalmente la posición.

–De lo que queda por definir, ¿qué es lo que más le preocupa?

–Me preocupa el debate interno. Castilla y León ha defendido y va a seguir defendiendo una posición de prudencia en la ejecución de los ecoesquemas porque son prácticas todavía no materializadas en las que no tenemos una rutina. El Consejo Europeo habla de un 20%, el Parlamento Europeo, un 30% y esto hay que llevarlo a los trílogos. Nosotros queríamos un 15% para ecoesquemas porque son exigencias que se están imponiendo al agricultor pero no a cambio de una mayor compensación así que cuanto menor sea la exigencia, mayor facilidad tendrán los agricultores de poderlas practicar y ejecutar. Desde Castilla y León defendemos que esos ecoesquemas sean lo más universales posibles porque eso permitirá entrar en esas prácticas medioambientales a los distintos tipos de agricultura y ganadería que existen a lo largo y ancho del territorio nacional.

‘Pedimos más exigencias y no damos más presupuesto: Sorber y soplar al mismo tiempo es complicado’

–¿Qué implica que se vaya destinar al menos un 20% de porcentaje a los ecoesquemas?

–Implica que estamos pidiendo a los agricultores más exigencia y no les damos más presupuesto y lo he dicho: sorber y soplar al mismo tiempo es complicado. Si se produce la universalización de los ecoesquemas no tendemos que tener problema porque habría encaje en ellos de muchas prácticas de todo tipo. Queda mucho que hablar: del agricultor genuino, ayudas asociadas, derechos, regionalización, ecoesquemas, pago redistributivo... Estamos hablando pero no hay nada cerrado.

–El ministro ha puesto como ejemplo de ecoesquema la dehesa, ¿es claro también para usted?

–Es un ecoesquema clarísimo, evidente, por supuesto que entraría. Pero voy a ir más allá. Me preocupan, aunque prefiero hablar más de ocupación que de preocupación, las ayudas asociadas, que se sigan manteniendo como las actuales e incluso potenciando. Estoy pensando por ejemplo en la ganadería extensiva del vacuno que tanto afecta a Salamanca y que está vinculada a la dehesa. Como ecoesquema la dehesa tiene todos los motivos para serlo y lo va a ser, estoy convencido, pero también la ganadería extensiva que se produce en la dehesa, como el vacuno como ayuda asociada. Queremos que se siga contemplando y potenciando, no renunciamos a ello.

–¿Le preocupa para el reparto de las ayudas la entrada del olivar y la promesa de Planas de incluir frutas y hortalizas?

–Tenemos que defender los intereses de los castellanoleoneses. Son nuestros intereses. Por simplificarlo mucho: Defender nuestra agricultura de secano, cerealista; tenemos que defender nuestra ganadería en toda su intensidad, poniendo mucho acento en la extensiva, especialmente de vacuno. Tenemos que defender también una ganadería como es la de ovino y caprino, tan identitaria. Nosotros demandamos que se apruebe un plan integral nacional de ayuda al ganado ovino y caprino que además ponga su acento en algo tan importante como es el cooperativismo y las organizaciones de productores. Hablamos de traer a este sector un plan como el que tiene la Unión Europea para el vino, por ejemplo. Serían un conjunto de medidas que tienen también ayudas de carácter formativo, de consolidación del sector, de defensa... es muy interesante y supondría mucho dinero. Me he referido a esos tres tipos porque son elementos característicos de nuestra agricultura y ganadería. Nosotros tenemos que defender lo nuestro y eso es defender una agricultura aposentada a lo largo de los siglos.

‘Nosotros demandamos que se apruebe un plan integral nacional de ayuda al ganado ovino y caprino’

–Con las cartas de la nueva PAC que hay repartidas ahora, ¿se atrevería a decir si Salamanca tiene posibilidades de ganar con esta reforma o está más en el camino de quedarse como está o incluso perder?

–El resultado final no lo sé, no somos adivinos. Digo una cosa que para mí es muy profunda: la agricultura y ganadería salmantina se aviene muy bien con la PAC verde, con las ambiciones medioambientales, con toda esa idea de que los ecoesquemas coadyuven en la consecución de los grandes objetivos del “pacto verde” a través de la PAC.

También quiero hacer una reflexión: Creo que no debemos perder de vista algo que a mí me parece fundamental y es que los agricultores y ganaderos están casados con las prácticas medioambientales y lo están porque les va la vida en ello, pensemos que es su patrimonio; tierra y cielo es su hábitat y lo han cuidado históricamente y en ese sentido debemos pensar en prácticas habituales y que están llenas de sostenibilidad medioambiental. Piense en concentración parcelaria, en la modernización de regadío... ¿Acaso no es una práctica medioambiental clara y definida? ¿No estamos ahorrando energía y reduciendo además dióxido de carbono? Salamanca está en la buena senda y no creo que tengan que tener a mi juicio ningún motivo de pensar que no nos vaya a ir bien en ese sentido porque las prácticas habituales de agricultores y ganaderos salmantinos están dentro de las pretensiones y ambiciones medioambientales de la nueva PAC.

–Si existe esa adaptación, ¿por qué recibió tan bien esos dos años de flexibilidad en ecoesquemas?

–Por algo que he señalado antes. No conocemos la dinámica de cómo tenemos que implantarlos y practicarlos. Los ecoesquemas que están dentro del primer pilar, son obligatorios para los estados pero voluntarios para los agricultores. Así que ahora con la flexibilización el dinero no utilizado de ecoesquemas pasa a engrosar la partida de ayudas directas del 60% y es a partir del tercer año cuando el ecoesquema que no se ejecute o se gaste se perderá como cualquier otra partida presupuestaria que no se ejecuta.

–ASAJA teme que con los ecoesquemas las explotaciones pierdan rentabilidad. ¿Lo comparte?

–Necesitamos un periodo de aprendizaje. Cuando se haya producido y estemos trabajando en la senda de ecoesquemas universales no tendremos de qué preocuparnos pero hasta que no se produzca ese aprendizaje es difícil visualizar ventajas.

‘Antes de que acabe el año pagaremos las ayudas al ovino, porcino y lidia: Hay que hacer los controles’

–¿Castilla y León recibirá el mismo dinero?

–Siempre aspirará Castilla y León a una PAC idéntica desde el punto de vista de la financiación a la actual. La nueva PAC no puede producir desequlibrios territoriales en relación al estatu quo actual y eso se lo dijo el presidente Alfonso Fernández Mañueco al ministro. Eso significa que se sigue reconociendo el trabajo de nuestros agricultores y ganaderos. Hay mucha literatura sobre lo que supone la PAC desde el punto de vista económico en términos constantes o corrientes pero entrar en eso ya no tiene sentido, ya pasó. Lo que es importante ahora es que no produzca desequilibrios territoriales.

“Vamos a seguir defendiendo al toro de lidia”

–Con la pandemia del COVID el Ministerio impulsa un plan de apoyo al vacuno de carne, ¿qué posibilidades cree que hay de conseguirlo?

–Es importante que el Ministerio se esté fajando y tiene todo el apoyo desde la Junta; tenemos que trabajar todos en ello. Es necesario porque es un sector muy tocado por el COVID y por el cierre del canal HORECA. De hecho nosotros tenemos una campaña en los medios sobre los beneficios que tiene la carne y la posibilidad de nuestros ganaderos de vacuno de utilizar el instrumento financiero que está a su disposición en este momento tan delicado.

–En relación a vías para hacer frente a la pandemia, las organizaciones reclaman la venta directa, ¿será posible?

–La vamos a regular. La venta directa tiene en otras comunidades visibilidad, como en Galicia, con los pequeños productores. Vamos a ver si somos capaces de avanzar pronto en su regulación.

–Por el COVID abrió una línea de ayudas al ovino, porcino y lidia, ¿cuándo cree que las podrán pagar a los productores?

–Antes de que acabe el año. Estamos trabajando porque hay que hacer los controles.

–¿Qué le parece el rechazo del Parlamento a que el toro de lidia reciba ayudas de la PAC?

–Desde la Junta vamos a seguir defendiendo el toro de lidia porque es la expresión de un ecosistema. Más les valdría a los eurodiputados pasarse un fin de semana por Salamanca y conocer la importancia que tiene la dehesa y este ecosistema. Flaco favor hace el Partido Socialista Obrero Español adoptando decisiones que van en contra no solo de la identidad cultural de los españoles, sino de prácticas que profundizan en la biodiversidad y el toro de lidia lo es.

–¿Irá esta PAC al agricultor y ganadero?

–Casi todas las comunidades queremos que sea una PAC para el agricultor genuino pero también hay mucho que hablar ahí. Fíjese que el conjunto de las comunidades autónomas están hablando y defendiendo la figura del pequeño cultivador y el pequeño cultivador se aviene mal con esta idea del agricultor genuino. Castilla y León tiene claro que el agricultor genuino es el que tiene al menos un 25% de sus rentas de la actividad agraria y por lo tanto eso no tiene nada que ver con la figura de pequeño cultivador. En el resto de comunidades se entiende que junto a agricultor genuino debe coexistir la figura del pequeña cultivador.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png