06 diciembre 2019
  • Hola

El parón del barco penaliza al mercado salmantino y le aleja de las 100.000 reses en 2019

De momento ha recibido 89.794 ejemplares, 999 menos que hasta este mismo momento en 2018 | La menor asistencia coincide en los meses sin envíos regulares de vacuno a Libia

17 nov 2019 / 14:38 H.

Si 2018 no fue un año extraordinario para el mercado de ganados en cuanto a asistencia porque recibió 98.359 ejemplares, muy lejos del récord de casi 111.000 de 2017, el año actual lleva un camino semejante, igualmente castigado por el parón de la exportación.

Hasta este momento el mercado de ganados propiedad de la Diputación de Salamanca ha recibido 89.794 reses, cuando hace un año hasta estas mismas fechas y a falta también de dos sesiones de compraventa para cerrar noviembre, eran 90.793. Para alcanzar los 100.000 necesitaría acoger en los mercados que restan una media de 2.886 reses, algo que ahora mismo parece prácticamente imposible.

Si en 2018 el mercado perdió fuelle con respecto a 2017 debido al parón de la exportación de vacuno a Turquía, en esta ocasión se debió al freno de los envíos regulares a Libia, que han penalizado el mercado. Sin barco que permita la venta a los países árabes de los animales más grandes, los cebaderos no se vacían -porque el mercado interior es incapaz de absorber tanta oferta- y los compradores no necesitan los terneros de 200 kilos que se venden mayoritariamente en el mercado para reponer ejemplares en sus instalaciones. Al no existir tanta demanda, los tratantes compran para los compromisos fijos pero no se arriesgan a llevar al mercado más ejemplares porque saben que durante esos meses los compradores en las naves escasean.

Así, si el parón de Libia comenzó en mayo y terminó en octubre, la menor asistencia de ganado al mercado con respecto a 2018 coincidió con junio, julio, agosto y octubre.

Vinculado a esto, los meses con mayor asistencia de ganado al mercado corresponden a aquellos en los que el vacuno tuvo más precio. Ocurrió en febrero, marzo y abril -cuando estuvo en máximos del año con 3,29 euros por kilo de precio Lonja de Salamanca para los terneros de “primera” y 3,93 euros/kilo canal para los añojos “especiales” de menos de 350. La excepción está en el actual mes de noviembre, que en los dos primeros mercados ha llevado al recinto a 4.268 reses para su venta, cuando en 2018 fueron 3.988. A pesar de esta alta asistencia, el precio del vacuno se sitúa en los niveles más bajos del año con 2,79 euros por kilo en el caso de los terneros de “primera” y de 3,70, en el de los añojos.