10 diciembre 2019
  • Hola

El mercado de la patata en Salamanca, atascado

Pesadez en las variedades rojas mientras que siguen al alza las de lavado más fino. ASAJA León acusa a ‘ciertos almacenes’ de aprovecharse de la falta de contratos para bajar precios

18 sep 2019 / 13:23 H.

Los agricultores salmantinos han perdido ya la paciencia y estos días han intensificado el arranque de patatas. Las cosechadoras están en el campo para sacar cuanto antes la producción a pesar de que por las variedades rojas cobran lo que les den, que son incluso 0,08 euros el kilo, y eso les lleva a perder dinero. “Muchos arrancan ahora porque quieren aprovechar la ayuda de sus hijos antes de que se vayan a estudiar, así que están entregados a lo que diga el almacenista y no discuten el precio porque creen que les hacen un favor llevándose las patatas”, apunta uno de los agricultores más veteranos para explicar la avalancha actual de patatas en Salamanca. La esperanza está en que dentro de los precios bajos por esta patata más de batalla, hay almacenistas que por la fábula pagan 0,13 euros el kilo recogida por cuadrilla, a la que incluso paga el comprador.

Fuera de estos precios se encuentra la patata de mayor calidad y con más capacidad de conservación, como la de variedad agria, que se está pagando al agricultor en Salamanca a 0,17-0,18 euros el kilo. Aunque ha crecido la superficie dedicada a estas variedades, aún en Salamanca predomina la variedad roja porque los agricultores ven en Portugal el posible comprador, y este año con más superficie sembrada por la buena campaña anterior de precios.

Situación distinta en Segovia, Valladolid, Palencia, Burgos, Ávila y Zamora, con precios entre 0,16 y 0,27, según APPACyL

En León se vive una situación similar a la de Salamanca pero allí la organización agraria ASAJA León ve en los almacenistas la falta de estabilidad. Mantiene que el descenso que ha sufrido esa provincia en la última semana se debe a que “ciertos almacenes se aprovechan de la falta de contratos para presionar con los precios a la baja en el momento que se concentra el arranque del tubérculo”. ASAJA pide a los almacenistas que estabilicen los precios y cita al principal colectivo de cultivadores franceses para mantener que la patata “podría subir en las próximas semanas”, al menos, según mantiene, en Francia, Alemania, Bélgica y Holanda.

Para la Asociación de Productores de Castilla y León -APPACyL- ahora mismo el exceso de patata roja de zonas como Salamanca pesa mucho en el mercado y una vez que termine de cosecharse confía en que la situación cambie y suban los precios, algo que espera que ocurra en 1-3 semanas. Según su último informe de precios, las variedades rojas amarillas se venden a 0,10-0,12 euros el kilo y las rojas blancas, a 0,13-0,14; las fábulas a 0,10; sylvanas a 0,13; y agrias y rudolf a 0,17 las primeras y a 0,17-0,18 las segundas.

Una situación de precios completamente distinta se vive en Segovia, Valladolid, Palencia, Burgos, Ávila y Zamora, donde el precio oscila entre los 0,16-0,18 euros el kilo de las variedades rojas y los 0,27 de las monalisa. APPACyL mantiene que empieza a guardarse ya patata para invierno.

PALABRAS CLAVE