14 julio 2020
  • Hola

El mapa de los ataques del lobo en Arribes: un centenar de ovejas muertas en lo que va de año

Villabuenas, Saldeana y Barreras entre las más afectadas por los ataques | Los ganaderos piden a la Junta contabilizar también las ovejas mordidas y que no sirven

27 jun 2020 / 15:19 H.

Los ganaderos de ovino de la comarca de Vitigudino en Las Arribes del Duero han realizado un llamamiento a la Junta de Castilla y León para que ponga solución al problema de los ataques del lobo en sus rebaños, unos ataques que solo en estos primeros seis meses del año se han saldado con más de un centenar de ovejas muertas.

“Pero no sólo se trata de las ovejas que mueren en el ataque, si no que hay que tener en cuenta y contabilizar aquellas que quedan mordidas y ya no sirven, como tampoco sirven las que sufren un aborto y que además de la pérdida del cordero ya no vuelven a criar”, afirma el ganadero de Barreras, José Antonio Mayoral.

Los datos recogidos por la Junta de Castilla y León sobre los daños certificados del lobo a la cabaña de ovino de Las Arribes señalan que durante el mes de enero se produjeron en esta comarca salmantina 10 ataques con el resultado de 21 ovejas muertas, bajando algo la cifra durante el pasado mes de febrero con 4 incidentes y seis cabezas muertas.

Sin embargo, la cuenta de pérdidas volvió a subir en marzo, mes en el que en Las Arribes se registraron 10 siniestros en los que los ganaderos perdieron 31 ovejas, siendo de nuevo abril un mes con la mitad de ataques, cinco aunque con un número elevado de muertes, 17 ovejas.

La actividad del lobo en la zona se relajó a lo largo del mes de mayo, con solo un ataque registrado por la Junta de Castilla y León con 3 ovejas muertas.

La llegada del calor y el inicio de este mes de junio parece que ha vuelto a activar al lobo en Las Arribes que ha venido realizando ataques casi de manera continuada, principalmente en la zona de Saldeana, Villasbuenas y Barreras, aunque aún está sin cuantificar “al existir expedientes abiertos que no se cerrarán hasta que las ovejas perdidas se recuperen o no, y las heridas se restablezcan o haya que contabilizar nuevas muertes”, señalaron ayer desde la Junta.

En este mes la zona más castigada por el lobo ha sido la del entorno de los municipios de Saldeana, Villasbuenas y Barreras, localidad ésta última donde el pasado día 14 se concentraron una veintena de ganaderos de ovino para exigir a la Junta una solución, asegurando que la presencia del lobo es incompatible con la ganadería y pidiendo incluso que se permita a los propios ganaderos la realización de una batida.

Ante esto, fuentes de la Junta señalan que se está pendiente de cumplir con el cupo autorizado por Europa de abatir un ejemplar en esta zona, “aunque no es una cuestión fácil a pesar de los esfuerzos de los agentes medioambientales”, y recuerdan además que “no está permitido por la Unión Europea autorizar batidas al no ser una especie cinegética al sur del Duero”.

PALABRAS CLAVE