14 julio 2020
  • Hola

El ganadero salmantino al que le salió el lobo a sus mismos “pies”

"Es un problema serio cuando está matando a las ovejas e incluso está poniendo en peligro a las personas”, afirma Vicente Hernández

16 jun 2020 / 15:18 H.

No pueden negar que la presencia del lobo en estas tierras es un problema serio cuando está matando a las ovejas e incluso está poniendo en peligro a las personas”, señaló ayer Vicente Hernández Valle, ganadero de ovino de Saldeana, que ha sufrido ya dos ataques en los últimos meses.

Unos ataques del lobo en las comarcas de Vitigudino y El Abadengo que “no solo están acabando con nuestra forma de vida, si no que puede llegar a ser más grave, porque durante la búsqueda de las ovejas desaparecidas la pasada semana, a mi hijo, menor de edad, le salió el lobo de los pies en una cortina justo al lado del pueblo”, afirmó Vicente Hernández. Un suceso que ha sido puesto en conocimiento de la Guardia Civil con la consiguiente denuncia del avistamiento del lobo a “solo dos cortinas de las últimas casas de Saldeana”.

Este ganadero de Saldeana ha perdido ya más de 25 ovejas como consecuencia de los ataques de lobo a su rebaño “pero también habría que sumarle las desaparecidas, que esas no las abonan hasta que no se encuentren y no estamos para perder además del dinero el tiempo en salir a recorrer Las Arribes para ver si encontramos los cadáveres, además de que las corderas, como no están todavía identificadas por edad, tampoco las reconocen”, aseguró el ganadero.

Ante esta situación y al igual que otros ganaderos de la zona, Vicente Hernández exige a la Junta de Castilla y León que “se lleve el lobo de aquí, que acabe con él porque está demostrado que es incompatible con la ganadería”.

Los continuos ataques del lobo en la zona ha provocado la indignación de los ganaderos, porque “el mayor lobo que tenemos aquí es la Junta, que nos está matando a todos los ganaderos”, señaló Vicente Hernández, causando al mismo tiempo enfrentamientos verbales con las patrullas de Medio Ambiente, como destacó el ganadero de Saldeana: “Nos han llegado a decir que bien que cobramos las subvenciones, cuando lo único que queremos es un precio justo y que se lleven al lobo para mantenerlo en sus fincas y con su ganado, no en nuestras pequeñas explotaciones que dan lo justo para poder vivir”.

Otro de los pueblos recientemente afectados por los lobos es Barreras —pequeña pedanía de Villasbuenas— en la que José Mayoral perdió en un ataque el pasado jueves “cuatro ovejas muertas, 15 heridas, además de otras dos muertas por las heridas y ya van tres abortos, aunque serán bastantes más, porque estaban muchas a ‘boca parir’ y esto las estresa mucho”, afirmó el ganadero.

“Son meses de pérdidas que parece que no tienen fin, hasta que la Junta se convenza de que el jabalí y el ciervo provocan daños leves en comparación con el lobo”, aseguró José Mayoral que pide a la administración que “deje a los propios ganaderos realizar una batida”, asegurando que son ellos los que conocen el terreno y así se acabaría el problema.

PALABRAS CLAVE