15 diciembre 2019
  • Hola

El embalse de Santa Teresa, en los niveles más bajos de noviembre

Las reservas son las más bajas desde 1996, con la excepción de los años 2005 y 2009

15 nov 2019 / 17:54 H.

El embalse de Santa Teresa se encuentra en uno de los niveles más bajos desde 1996, año en el que la Confederación Hidrográfica del Duero -CHD- empezó a hacer públicos los datos de reservas. A partir de esa fecha, el mínimo en el mes de noviembre sólo en los años 2005 y 2009 fue inferior al nivel actual -179 hectómetros cúbicos de los 496 posibles (36%)- y es menor al que registraba en 2017 -190,5 hectómetros cúbicos-, campaña en la que la CHD declaró la situación de emergencia por sequía y peligró el riego.

La diferencia con la campaña 2017-2018 es, que entonces el invierno fue muy seco y el embalse llegó a febrero sin agua suficiente para afrontar la campaña con garantías. Ese año estaba al 38% de su capacidad en febrero y por las precipitaciones de marzo y abril llegó a este último mes al 87,6%.

Ahora mismo el embalse de Santa Teresa registra 91,5 hectómetros cúbicos menos de agua que en la media de este mes en los últimos 10 años -270,5- y se encuentra con 136,7 menos que hace uno -almacenaba 315,7 en noviembre de 2018-.

Este jueves, la Comisión de Desembalse de la cuenca del Duero aprobó mantener los resguardos mínimos de hace un año (en torno a 7 metros cúbicos por segundo de salida) debido a la esperanza que dan las últimas precipitaciones y las previsiones de nieve.

A esta relativa tranquilidad contribuye que sólo en los últimos 10 días el embalse de Santa Teresa, principal para el riego y el que abastece de agua a numerosas localidades entre ellas a la capital salmantina, ha ganado 6,3 hectómetros cúbicos. En el conjunto de la cuenca la nieve y la lluvia han contribuido estos días a este cambio de tendencia, con 124,8 hectómetros cúbicos más desde el pasado 1 de octubre.

Ahora el conjunto de los embalses del Duero se encuentran al 38,9% de su capacidad total, semejante a la media de la la última década, con los sistemas de explotación de Adaja, Tormes, Águeda, Pisuerga y Carrión en las situaciones más difíciles.