28 junio 2022
  • Hola

El campo salmantino sufre graves daños por la ola de calor y las tormentas: 22.390 hectáreas dañadas

El trigo, cultivo más afectado con 11.210,81 hectáreas, la mayoría por sequía | Falta de nascencia en 765 de girasol z El pedrisco daña 1.525,18 hectáreas; golpe de calor en 327

21 jun 2022 / 10:12 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Las altas temperaturas de mayo, la gran ola de calor de junio y las últimas tormentas han dejado dañadas 22.389,78 hectáreas de 7.247 parcelas de Salamanca, aunque aún los agricultores seguían ayer con la comunicación de partes, sobre todo por las intensas lluvias de la pasada semana en algunas zonas de Salamanca. Por ejemplo, en la franja entre Villamayor y Castellanos de Villiquera hubo a finales de la pasada semana fuertes lluvias que acabaron con parcelas de cebadas y trigos.

El cultivo más afectado por los siniestros ha sido el trigo, a la que las temperaturas extremas sorprendieron con un grado menor de desarrollo que lo hizo más vulnerable. En este caso, Agroseguro tiene en su poder siniestros con 11.210,81 hectáreas afectadas, de ellas 10.382 por sequía.

Precisamente este es el daño más generalizado y son ahora 19.588,22 hectáreas las afectadas por este daño que evalúa Agroseguro sin que de momento hayan trascendido valoraciones.

En cuanto al pedrisco en la provincia hay 1.525,18 hectáreas con daños declarados, de ellos 673,11 en hectáreas de trigo y 538,33, en cebadas.

Destacan los problemas de nascencia que ha habido en girasol, que este año se ha sembrado en parcelas no habituales por la excepcionalidad de cultivar barbecho. En concreto han sido 765,07 las hectáreas declaradas con este daño y, en concreto 162 parcelas. Por golpe de calor hay dañadas 96,17 hectáreas de cebada, 10 de guisantes secos, 96,46 de lentejas, 103,97 de trigo blando, 10,17 de triticale y 10,3 en vezas. En total, 327,07 hectáreas.


Cebada sin espiga en Castellanos de Viliquera

Las fuertes lluvias dejaron parcelas literalmente sin espigas en Castellanos de Villiquera, sin caer el tallo. Como se observa en las imágenes, la espiga está en el suelo, pero la cebada sigue en pie, sin tumbarse, lo que ha sorprendido a los propios agricultores.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png