Borrar
Explotación agraria en Salamanca.
Contundente respuesta de ASAJA contra el plan de la PAC: «Nos obligan a echar herbicida»

Contundente respuesta de ASAJA contra el plan de la PAC: «Nos obligan a echar herbicida»

Denuncia la incongruencia entre los objetivos del plan estratégico de la PAC y la realidad del campo

Jueves, 10 de agosto 2023, 14:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

ASAJA Salamanca ha emitido un comunicado en el que denuncian la incongruencia entre los objetivos de la PAC y la realidad que vive el campo. Entre los objetivos de este nuevo plan estratégico 2023-2027, está todo lo referente al ámbito de protección del clima y el medio ambiente.

Según la asociación «son muchos los agricultores que de forma continuada« reclaman poder labrar sus parcelas recién cosechadas con la intención de eliminar malas hierbas y preparar así una buena sementera para la campaña siguiente.

A continuación el comunicado íntegro:

Salvo los municipios en los que las ovejas aprovechan estos rastrojos y donde debe cumplirse la ley de pastos y rastrojeras, el resto de municipios salmantinos sin asignación de rastrojeras no tienen ganado que elimine las plantas adventicias brotadas en los meses de primavera y verano.

Sin embargo, a través de lo que se denomina condicionalidad reforzada, todos los agricultores y ganaderos beneficiarios de pagos directos, deben cumplir con las llamadas BCAM (Buenas Condiciones Agrícolas y Medioambientales).

Se trata de 10 BCAM entre las que se encuentra la BCAM 6, Cobertura mínima del suelo para evitar suelos desnudos en los periodos más sensibles.

Pues bien, esta norma dice que en las parcelas que se siembren de cultivos herbáceos de invierno, no se labrará el suelo con volteo ni se realizará laboreo vertical, entre la fecha de recolección de la cosecha y el 1 de septiembre, en este caso de 2023.

Si ya esta norma existía en años anteriores, lo cierto es que permitía labores superficiales, aunque no voltear, sí labrar las parcelas cosechadas de grano con labores verticales poco profundas y así eliminar malas hierbas brotadas en los meses de verano.

Esta práctica agronómica además de ser una práctica tradicional utilizada desde nuestros ancestros, es recomendada por ingenieros agrónomos y los libros de fitotecnia como una medida cultural previa a la utilización de fitosanitarios.

¿Qué es mejor para el medio ambiente labrar la tierra o aplicar herbicidas?

Pues bien, las circunstancias de este año, con un mes de junio récord en pluviometría, han hecho brotar de forma desmesurada y de manera incontrolable las malas hierbas hasta el punto de poder comprobar con un simple vistazo, que el campo está como comúnmente se dice «lleno de mierda».

Y para eliminar estas malas hierbas, y preparar la próxima campaña de siembra, la única opción que tiene el agricultor es utilizar herbicidastotales, como por ejemplo el glifosato materia activa, que en sus diferentes formulaciones elimina dicotiledóneas y monocotiledóneas, malas hierbas anuales y plurianuales con unas dosis que rondan entre 2 y 8 l/ha dependiendo del herbáceo a eliminar.

Asaja Salamanca exige a los responsables en materia de política agraria común, la modificación de esta BCAM, en todo momento, pero especialmente en un año tan atípico como el que estamos sufriendo el sector agrario, con una sequía histórica y unos elevados costes de producción, que sumados a una mala utilización de las prácticas agrícolas lo único que conseguirán es más perdidas al agricultor, el cierre de más explotaciones y el encarecimiento de productos de primera necesidad para el resto de los consumidores Europeos, beneficiando una vez más a cualquier productor externo a la Unión Europea, que no tiene que cumplir practicas absurdas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios