06 diciembre 2019
  • Hola

Asia acapara la exportación de cerdo desde Salamanca

La fiebre porcina que asola China y otros países del continente ha disparado la facturación

13 ago 2019 / 19:56 H.

El mercado exterior para el sector del porcino en Salamanca ha cambiado por completo este año. Asia se ha convertido en el principal destino de las exportaciones de carne fresca y congelada de las empresas salmantinas debido a la crisis provocada por la peste porcina en el continente asiático. La enfermedad se ha expandido por varios países y afecta sobre todo a China, el que cuenta con la cabaña ganadera más grande del mundo, con cerca de 200 millones de cerdos. Un hecho que ha reducido drásticamente la producción y que ha disparado las importaciones que realizan los países asiáticos, circunstancia de la que se está beneficiando Salamanca.

Los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo muestran que de enero a mayo se han registrado exportaciones de carne fresca o congelada de porcino por 24,1 millones de euros, un incremento de un 24% respecto al mismo periodo del año pasado. Las empresas salmantinas han conseguido la mitad de la facturación en estados asiáticos, con Corea del Sur a la cabeza, con más de 8,6 millones en ventas. Le sigue Taiwan con 1,6 millones, Hong Kong con 890.000 euros, Japón con 677.000 y la propia China con 426.000. También han existido envíos a Singapur, Vietnam o Tailandia. Entre todos suman 12,6 millones de euros de facturación, algo más de la mitad del total.

La peste porcina apareció en agosto del año pasado en China y poco a poco se ha ido extendiendo a países de la zona. Los organismos sanitarios han detectado focos en Vietnam, Camboya, Mongolia, Corea del Norte y Laos. La ONU ha confirmado que ya se han registrado cinco millones de sacrificios de animales en el continente asiático para intentar frenar la expansión de la enfermedad, pero de momento no hay noticias que indiquen una mejoría.

Las restricciones impuestas por motivos sanitarios han provocado un importante descenso de la producción de carne de cerdo en los países afectados. El caso de China tiene especial incidencia, ya que se trata del mayor productor del mundo. De ahí que el impacto del brote de peste porcina haya tenido consecuencias mundiales. Los países asiáticos, grandes consumidores de cerdo, han tenido que aumentar las importaciones de otras partes del mundo. Por eso, aunque en Corea del Sur no se ha detectado el brote, sí que ha tenido que comprar en Salamanca lo que habitualmente adquiría en otros países de su zona.

La situación ha provocado a su vez una escalada de precios que el sector hacía tiempo que no vivía. La prueba más cercana la ofrece la Lonja de Salamanca. La cotización del cerdo blanco normal era de 1,03 euros por kilo en enero, mientras que ahora es de 1,48. El aumento de las ventas y también del precio ha provocado incluso que los envíos de carne fresca de cerdo aumenten su ventaja respecto a la de vacuno como pilar de la exportación agroalimentaria salmantina.

Sin incidencia en humanos. La peste porcina africana es una enfermedad viral contagiosa que afecta a los cerdos domésticos y salvajes. Si bien no es peligrosa para los humanos, la enfermedad causa hasta el 100% de mortalidad en los cerdos. Los países de la región están intensificando los esfuerzos para evitar la propagación de la enfermedad, ya que no existe una vacuna disponible.

PALABRAS CLAVE