24 septiembre 2020
  • Hola

Alerta en el Alto Tormes salmantino por la sequía y los ataques al ganado

Ahora son los buitres, pero hay miedo también a otras especies

23 jun 2019 / 13:44 H.

Pocas veces, los elementos se han cebado tanto con una zona geográfica como está sucediendo en la comarca salmantina del Alto Tormes. Y es que a la alerta por la sequía declarada ya de forma oficial por la CHD se suma ahora, de nuevo, la amenaza del ataque de buitres y otras especies a las explotaciones ganaderas.

Esta misma semana, la ganadería de Alberto Marcos, de Cespedosa de Tormes, sufría el acoso de los buitres con el resultado de una oveja muerta. Fue en una finca hacia el municipio de Bercimuelle, como explica a LA GACETA el propio ganadero, y no coincide con el mismo lugar donde sufrió ataques similares el año pasado. En aquella ocasión, llegó a contabilizar más de un centenar de buitres que atacaron también s sus ovejas por la necesidad de comer. Fue también en el mes de junio, pero al menos entonces la zona tenía más agua y hierba que este año.

Alerta en el Alto Tormes salmantino por la sequía y los ataques al ganado

Otro ganadero de la zona confirma temores similares y confirma la existencia de numerosas bandadas de este tipo de animales porque “los buitres anidan en la sierra de Gallegos”, por ejemplo, de modo que se encuentran en su hábitat. Además, señalan, también suelen encontrarse donde hay explotaciones porcinas y, como se ha puesto de manifiesto en la zona de Guijuelo, también aparecen en las fincas en las que de esparcen los purines de las explotaciones.

La zona tiene también la amenaza del lobo, aunque este año se ha oído menos hablar de él, pero los ganaderos no bajan la guardia. Tampoco la bajan en el asunto del agua, que tiene de cabeza a más de uno. De la zona de Armenteros a Puente del Congosto, pasando por Bercimuelle o Gallegos, la situación es extremadamente grave y sólo se está al principio del verano. Hay pueblos como Puente del Congosto donde el paso del Tormes alivia en cierta medida la situación ya que los ganaderos pueden sacar sus vacas u ovejas a beber al río o pasa el río directamente por las fincas. Es un alivio, que no soluciona la situación en el resto de las zonas donde las charcas y los pozos comienzan a sufrir también la escasez del agua. De ahí que haya localidades como Fuenterroble de Salvatierra o Bercimuelle donde se ha promovido obras para llevar la red de agua a las fincas del municipio.

El Tormes, este sábado registraba a su paso por la estación de aforo de Puente del Congosto un caudal de 1,83 metros cúbicos por segundo, los datos más bajos de todo el año, que han comenzado a bajar aún más desde el fin de semana pasado.

PALABRAS CLAVE