14 julio 2020
  • Hola

A la caza y captura del lobo de Las Arribes por sus constantes ataques

La patrulla vigila y cuenta con la autorización de la Junta para abatir un ejemplar en Vitigudino

19 jun 2020 / 15:02 H.

La Junta de Castilla y León está intentando dar caza a un ejemplar de lobo en la comarca de Vitigudino donde no cesan de registrarse los ataques a la cabaña de ovino de la zona, con dos incidentes consecutivos en las dos últimas noches en el término municipal de Villasbuenas.Ante el clamor y protestas de los ganaderos, la Junta explica que la patrulla del lobo tiene autorización para abatir un lobo en la zona de Arribes-Vitigudino, “zona que tiene vigilada aunque no es fácil dar con el ejemplar”, señalan desde la administración autonómica.

En la zona, los ganaderos continúan sufriendo importantes pérdidas en sus rebaños debido a que los ataques además de no cesar, parece que se están incrementando en las últimas semanas.En este sentido, Carolino Vicente Vicente, ganadero de Villasbuenas, denunció la muerte de cuatro ovejas como consecuencia de los dos ataques sufridos de manera consecutiva por su rebaño en las madrugadas de este jueves y miércoles.

Unos ataques que se suman a los registrados la pasada semana en Barreras, con cuatro ovejas muertas y 15 heridas del rebaño de José Mayoral, y en Saldeana, municipio en el que Vicente Hernández volvió a sufrir el ataque del lobo, sumando ya 25 ovejas muertas en los últimos tres meses, además de las que resultaron heridas y los abortos provocadas por el estrés.

La desesperación de los profesionales ante los sucesivos ataques se concretó el pasado fin de semana con una concentración de ganaderos realizada en Barreras, pedanía de Villasbuenas, donde exigieron a la administración regional una solución que “bien podría pasar por autorizar a los propios ganaderos abatir al lobo”.

Sin embargo, esta solución no es posible, como explican fuentes consultadas de la Junta de Castilla y León porque “el lobo, al sur del Duero, no está considerada como especie cinegética, por lo que su caza está prohibida por la Unión Europea”. Del mismo modo, la Administración señala que “esto es algo que se ha intentado cambiar en muchas ocasiones y sin embargo lo máximo que se ha conseguido es que cuando se demuestra daño a la ganadería, y de manera excepcional, con autorización expresa y siempre por parte de los agentes medioambientales, se pueda abatir un ejemplar o dos”.

En base a esta situación “excepcional”, la Junta consiguió el pasado año la autorización por parte de la Unión Europea de abatir dos ejemplares en la comarca de Vitigudino, el primero de ellos al que se abatió el pasado mes de diciembre en el término municipal de Hinojosa de Duero.

De esta forma, el lobo que vigila actualmente la patrulla formaría parte del cupo autorizado para dar muerte por las autoridades europeas.