ALARMA

El caso de vaca loca detectado en El Sahúgo no presenta ningún riesgo para el consumo

Es el tercero en lo que va de año en España | Se trata de una encefalopatía espongiforme bovina atípica

28.11.2017 | 16:48

El Ministerio de Agricultura confirmó el pasado viernes la aparición de un caso de encefalopatía espongiforme bovina en la localidad salmantina de El Sahúgo, aunque como en los dos últimas detectados en esta provincia su aparición no supone un riesgo sanitario.

Se trata, como ocurrió en Narros de Matalayegua -3/3/2016- y Horcajo Medianero -1/03/2017- de una encefalopatía espongiforme bovina atípica, es decir, sin relación con la alimentación animal, por lo que su aparición no supone la aplicación de restricciones sanitarias. Unas pruebas de los tejidos del animal confirmaron la presencia de encefalopatía del tipo L, cepa distinta a la relacionada con la alimentación.

La Junta de Castilla y León, como explicó a este periódico el director general de Producción Agropecuaria, Óscar Sayagués, ha procedido a realizar la encuesta epidemiológica y, como establece el protocolo, a sacrificar los animales hijos del ejemplar afectado o que compartieron explotación con él durante su primer año de vida.

El ejemplar con encefalopatía espongiforme bovina atípica era una vaca cruzada de 18 años, de una explotación de 213 ejemplares. El animal murió en la misma granja y en el muestreo que realiza la Junta dentro del protocolo establecido se confirmó la encefalopatía.

Los casos atípicos no llegan ni siquiera a ser contabilizados por la Organización Mundial de Sanidad Animal ni por la Unión Europea en el estatus sanitario de los países, por lo que la situación sanitaria de Castilla y León y España con respecto a esta enfermedad sigue siendo de "riesgo insignificante", lo que es clave para el mercado con Asia.

Con el caso de El Sahúgo sólo se han detectado tres de encefalopatía espongiforme bovina en España durante este año, todos atípicos. El primero fue el de Horcajo Medianero y entre este y el de El Sahúgo se confirmó sólo uno más en todo el territorio nacional, en Camargo (Santander). En todo 2016 sólo hubo un caso de encefalopatía espongiforme en España, precisamente el también atípico de Narros de Matalayegua.

La encefalopatía espongiforme bovina se detectó en España en el 2000 y el año con mayor número de casos fue 2004, con 138. En Salamanca el tope se alcanzó en 2006, cuando hubo cinco casos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad