INVERSIÓN

Monte Mario seguirá cerrada al culto para reparar los daños del interior

La parroquia busca fondos en Diputación, Obispado y fieles para acabar este año con las humedades y consolidar las piezas caídas

03.03.2018 | 20:39
Estado actual de la iglesia de El Pilar y San José de Béjar después de la supresión de las pintadas y las obras.

La iglesia del Pilar y San José, ubicada en el paraje de Los Pinos en Béjar, seguirá este año cerrada al culto debido a las obras previstas para reparar los daños detectados en el interior del templo.

Las obras de rehabilitación tanto del exterior como del interior de la iglesia han concluido ya pero no podrá abrir a los feligreses debido a los daños existentes en el interior. Se trata, principalmente, de humedades y de piezas desprendidas en la estructura interna del templo. Además, los técnicos han detectado la caída de vidrieras en el altar de la iglesia.

Para subsanar estos desperfectos, la parroquia busca en la actualidad fondos en la Diputación de Salamanca y, también, en el Obispado de Plasencia en el marco del convenio que, anualmente, firman ambas instituciones para la conservación de las iglesias existentes en la provincia de Salamanca aunque dependientes de la Diócesis placentina.
La parroquia además quiere implicar a los fieles para que, de forma privada, aporten dinero que permitan sufragar parte de los gastos de la actuación, de la que todavía no se conoce la inversión final necesaria.

Supresión de las pintadas. La rehabilitación del interior de la iglesia, conocida también como Monte Mario, se realizará en el mismo año en el que han concluido los trabajos de mejora acometidos en el exterior del templo por parte de una empresa de la ciudad. Allí, ha procedido a la retirada de las pintadas existentes en los muros del templo así como la consolidación de la torre debido a que, también, se vio afectada por los desprendimientos de parte de su estructura con el consiguiente riesgo para los ciudadanos.

La iglesia de El Pilar y San José lleva casi dos años cerrada al culto debido al mal estado exterior e interior y, de momento, no abrirá a los fieles, que acuden a misa en el centro parroquial de San Miguel. Fue en verano de 2016 cuando quedó clausurada y, desde entonces, la parroquia trabaja para consolidar una iglesia con mucho valor sentimental para los bejaranos por haber sido, junto con el santuario de El Castañar, uno de los templos donde más celebraciones familiares han tenido lugar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad