Pueblos de Salamanca

Porteros: donde la sierra agoniza

El recorrido hasta llegar a este poblado que merece la pena llevar a cabo por sus impresionantes vistas

10.11.2016 | 19:01
Porteros: donde la sierra agoniza
Porteros: donde la sierra agoniza

Saliendo por la puerta El Sol, divisando la sierra hacia el este parece un electroencefalograma de un vitalista que se resiste a la planitud, por lo que de vez en cuando aparecen picos de distintas elevaciones,.. al final, su agonía termina, desapareciendo en el horizonte a la altura de la carretera de Serradilla del Llano a Los Casares.

Recorrer  esta parte de la sierra, fue el objetivo que me planteé ayer, para ello, me acerqué hasta Porteros, finca-poblado con enclave privilegiado, muy relacionado con la desamortización de Mendizábal. Pueblo moribundo, prácticamente muerto, donde aún quedan algunas construcciones apuntaladas con bloques, uralita, chapas,.. elementos arquitectónicos poco agradecidos. La espadaña de la iglesia resiste en un juego de equilibrio increíble, como los hastiales de algunas casas hechos con adobes y pizarra.

Un camino interminable me llevaría hasta la cima, mi objetivo. Nada más abandonar Porteros, te cruzas con el río Chico, que a pesar de su nombre bajaba un importante caudal de agua cristalina y muy cantarina, consiguiendo bellas estampas otoñales con las orillas amarillentas.

Todos los valles tienen su río o regato, grande o pequeño y esa mañana todos bajaban agua, lo cual convirtió mi caminata en una auténtica delicia de sonido al que se unía el viento que silbaba entre los árboles. Después de tanta sequía, ver así el campo produce una gran satisfacción, el cielo apenas se podía desenvolver con tanta nube que lanzaban los hurdanos, pero que al poco tiempo, ya en cielo salmantino se disipaban. Constituía un espectáculo sobrecogedor, ráfagas de sol, nubes de todas las clases, cielo azul a jirones, el verde intenso manchado por los colores amarillentos de castaños, robles y helechos, todo aderezado .con el olor de jaras, cantueso y tomillo.

Cuando tienes claro hacia donde te diriges, son un auténtico calvario las pistas que te llevan y te vuelven a llevar por donde tú no irías, ellas buscan curvas de nivel más suaves para los vehículos y a los caminantes nos hacen recorrer km y km a veces sin sentido. Suerte que el paisaje y su puesta en escena ese día era espectacular, para subir y subir paso a paso, algún brezo desorientado por las altas temperaturas había florecido, el agua caía por las laderas formando riachuelos , los castaños lucían sus hojas y frutos con todo su esplendor en las alturas, una piara de jabatos cruzó el camino,..

Después de varios km alcancé la cima, ¡bien merece el esfuerzo!, las vistas que se alcanzan a divisar recorriendo la cuerda de la sierra en dirección a la Canchera son impresionantes. La sierra de Béjar, la Covatilla (con las primeras nieves),La Sierra de Francia, La Hastiala, Monsagro, Serradilla, la inmensa llanura rematada al final por Ciudad Rodrigo.

La otra vertiente de la sierra corresponde a Las Hurdes, profundos valles, excavados por la fuerza de las aguas, dejando surcos en las laderas, muchos de ellos recorridos esa tarde por pequeños torrentes que formaban juguetonas cascadas. A medida que avanzas hacia el oeste, las subidas y bajadas se van pronunciando hasta que al final se alcanza el macizo de la Canchera.

Las máquinas se han llevado por delante toneladas de tierra de las cumbres de esta sierra asestándole una herida de grandes dimensiones, a la altura del pico Presota del Canchal el cortafuego termina. A partir de ahí un pequeño sendero, a veces empedrado de forma natural, que pasa desapercibido, recorre las cumbres de la Cantosita , perdiéndose al ser devorado por el cortafuegos.

Un profundo desfiladero, al que llega una nueva pista forestal comunica con un encantador camino que baja hasta el embalse del río Hurdano completamente lleno.

 La subida a la Correderina hay que hacerla buscando el mejor sendero, seguro que trazado por los jabalíes, lo que dificulta su ascenso, merece la pena llegar hasta la cumbre. En la bajada encontré una roca caprichosa en forma de púlpito, sentado en él reflexioné una vez más sobre la belleza de estas tierras, de la naturaleza en general, alejado del mundo, con la única compañía de los siempre presentes buitres. Votaban los americanos. A pesar de escuchar hasta la saciedad de su importancia y las repercusiones mundiales  de su elección, para estas tierras cualquier decisión poco le cambiará un rumbo que le lleva a la despoblación total.

La penillanura se divisa inmensa, parcelada con lindes demasiado rectas para terrenos tan irregulares, ¡lo que hacen la escuadra y cartabón de los ingenieros!,  Ciudad Rodrigo cuando aparece una ráfaga de sol brilla al fondo como un pueblo demasiado blanco, demasiado plano.

El valle del río Hurdano se domina en su mayor parte del recorrido, desde el Solombrero hasta Los Casares. Al este y oeste sierras y cordilleras al fondo de grandes extensiones de pinares de distinto tamaño, laderas con bancales de nuevos pinares, que permiten tener esperanza de vida en estos parajes. Antes de comenzar el regreso, mi amigo Chema me comunicó que desde Las Agallas han comenzado a recuperar el viejo camino hasta El Gasco, pueblo de Las Hurdes, este tipo de iniciativas son las que  pueden salvar estos pueblos.

Aún quedan por superar los picos Posasino, Carajal y Hoyo Mostajo para llegar al Pico de la Canchera.
Regresé cuando por el oeste el sol se precipitaba demasiado deprisa en su caída, la luna sobrevolaba entre las nubes por el este, abriendo un tiempo de contraluces que en Porteros resultaban demasiado funestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Fermín Mangas Rodríguez 
Dirección 
Plaza Mayor, s/n 37530 
Teléfono 
923 48 90 35 

El Municipio

Fiestas locales 
6 de agosto y 25 de noviembre 
Dist. Capital 
108 Km. 
 Población 
169 habitantes
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies