Pueblos de Salamanca

La concentración parcelaria en Saucelle

El antes y el después de esta medida, cambió por completo la forma de trabajar la tierra en la localidad

05.05.2016 | 17:40

La agricultura es la profesión propia del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre. (Fuente de la ermita de San Isidro, siglo XII.-Madrid.)
 

SAUCELLE 1982, ANTES DE LA CONCENTRACIÓN PARCELARIA –COMISIÓN LOCAL EN 1992
 
Antecedentes e historia.-Las actividades tradicionales de la villa de Saucelle, han sido siempre la agricultura y la ganadería, las cuales han constituido la base de su economía.
 
La parte de la penillanura dedicada principalmente a cereales se extendía a ambos lados del arroyo de la Ribera de las Casas y a la izquierda de la carretera que va a Vilvestre. Este cultivo se centraba en el trigo y la cebada, así como el forraje para el ganado, veza, avena y otros. En épocas anteriores, se cultivó también el centeno y la algarroba, ya que el terreno dedicado a los cereales era muy amplio y estaba organizado por zonas llamadas hojas, que eran porciones de terreno labradío, que se sembraba un año y se dejaba descansar otro u otros dos. Esas zonas eran: La  Hoja del Sierro, El Monte Perero, Valdecodorno,  Valdebarco y la de Abajo. El sistema de parcelas era el minifundio, “tierras” como se las denominaba normalmente  muy pequeñas.
 
Las labores de la recolección se hacían en las eras, unas eran particulares pero había una grande municipal donde cada agricultor tomaba un trozo para hacer sus faenas. Hoy en día  sobre ese terreno se levanta el polideportivo.

El trabajo de cultivo de la tierra (alzar o dar la primera reja, binar o darle la segunda, sembrar, aricar, etc.), se hacía con arado de madera o de hierro, llamado arado romano, tirado por yuntas de mulos o vacas,  compuesto de mancera, orejeras, “pescueño” o pescuezo, reja, garganta, timón y clavijero.
 
Más tarde, en el siglo xiv aparece el de vertedera, seguido de otros ya más modernos, hasta que finalmente aparecerá el tractor con toda su gama de aperos de labranza. El arado romano siguió usándose con determinadas modificaciones en algún tipo de terreno debido a sus dificultades, pero ha desaparecido.   
 
La siega se hacía a mano, con hoces de "pica" o "corte", catalogándose a los buenos segadores en función de su hozada, es decir, la cantidad de mies que cogían de una vez. Se organizaban cuadrillas de buenos segadores, que una vez finalizada la siega en el pueblo, acudían a realizar esta actividad a La Armuña u otras zonas de la provincia de “la Hoja de Arriba". Segada la mies, se hacían manojos y se hacinaban, y posteriormente se trasladaban o "acarreaban" en los carros a la era, tirados por mulos, bueyes o vacas, en los que se colocaban unos palos verticales en unas arandelas llamados "estarugos", donde se clavaban manojos para colocar el mayor número de mies posible. Cargar bien un carro de mies constituía todo un arte, y cuando a veces el “artista” y su carro no llegaban a buen puerto y se perdía en el camino algún manojo, se decía  que “le había parido el carro".
 
A continuación se realizaba la trilla, colocando los manojos de mies ya desechos o "parva" en forma circular. Se realizaba con trillos de madera, hechos con un tablón con pedazos de pedernal —le llamaban chinas— o cuchillas de acero encajadas en la cara de abajo. Los chinadores eran los personajes que recorrían los pueblos reparando los trillos. Éstos eran tirados por los mulos o bueyes, e incluso por burros, dando vueltas a la parva como si fuera una noria. Este tipo de animales ha ayudado al hombre a lo largo de los años y en todas las faenas. Rara era la casa en las que no contaban con un burro para su ayuda en el campo.
 

Después de la trilla, se juntaba la mies o "se apañaba la parva", para  limpiar, aventar o beldar, dejar el grano a un lado y la paja al otro, lo cual se hacía con bieldros. Era tradición ayudarse unos a otros y después merendar en la era queso y aceitunas, con buen pan y vino de cosecha.
  Estas faenas empezaban en mayo y era un trabajo continuo, no había descanso semanal salvo alguna fiesta importante. Se autorizaba a trabajar los domingos, se dormía en el campo y de madrugada se empezaban los trabajos, bien de siega o acarreo para llegar a las eras pronto.
 
>Desde la distancia que da el tiempo, el recuerdo y admiración  para aquellos hombres, que tenías  ese sacrificado trabajo tan duro y positivo.      >Recuerdo de niño ver los carros cruzando el pueblo; no se barrían las calles para que las yuntas no se resbalasen, ya que entonces no había carretera alrededor del pueblo. Era costumbre y casi obligatorio, terminar y tener barridas las eras para el día de San Lorenzo, el 10 de agosto.

Normativa de la Concentración Parcelaria .-.
-Su ejecución fue declarada de utilidad pública y urgente por el decreto 335/89 con fecha del 28 de diciembre de 1989, por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León del 5 de enero de 1990.
 -La comisión local de Concentración se constituyó el 17 de diciembre de 1992 (Boletín Oficial de la provincia de Salamanca, núm. 5) del 13 de enero de 1993.
 -Las bases definitivas fueron aprobadas por la Dirección General de Estructuras Agrarias el 22 de diciembre de 1993, publicadas en el Boletín Oficial de la provincia de Salamanca, n.º 8, del 19 de enero de 1994.
 -El proyecto de Concentración Parcelaria fue aprobado por el Jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Salamanca de la Junta de Castilla y León, el  9 de febrero de 1995.
-El "aviso" de dar posesión provisional de las fincas de reemplazo a sus respectivos propietarios fue realizado por el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería el 11 de septiembre de 1997, y publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Salamanca, n.º 181, con fecha del 24 de septiembre de 1997.
 
 
 
Conclusiones.- DATOS
      La superficie concentrada fue de 4.222 Ha
      N.º de propietarios es de  414
Antes de la concentración:
      Número de parcelas 7.883
      Parcelas por propietario  19
      Superficie media por parcela 0,54Ha
Después de la concentración:    
      Fincas actuales 799
      Parcelas por propietario 1,8
      Superficie media por parcela 5.30 Ha
 
Se han construido una red de caminos de concentración  a lo largo de todo el término, que han variado la fisonomía y el aspecto de la demarcación municipal, permitiendo el uso de vehículos.
      
La forma de realizar estas actividades, agrícolas y ganaderas, ha cambiado completamente; todo lo que se hacía antiguamente ya es historia. Cada agricultor o ganadero realiza su propia explotación en las parcelas, unas dedicadas totalmente a pastos para el ganado y otras al cultivo de cereales. En determinadas parcelas y próximas al pueblo, se han construido naves con todo tipo de medios técnicos y servicios para la explotación y cuidado del ganado bovino y ovino. De allí se lleva a los animales a los mataderos comárcales y cooperativas ganaderas, centralizando la comercialización tanto de la carne como de la leche.
 
Del cultivo de almendra y aceituna, también bases de la economía de Saucelle, la concentración ha modificado sus explotaciones, pero lo trataremos en otro momento.

Para leer más publicaciones sobre Masueco pulse aquí y de otro pueblo de Salamanca aquí
 
Puedes subir a ‘Viva mi Pueblo’ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es​

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Diego Antonio Ledesma Ayuela 
Dirección 
Pza. Constitución, 1 37257 
Teléfono 
923 51 30 61 

El Municipio

Fiestas locales 
6 de abril y 10 de agosto 
Dist. Capital 
100 Km. 
 Población 
339 habitantes
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies