Pueblos de Salamanca

Lo que Navarredonda de la Rinconada esconde (parte 2)

En la ladera de la Sierra de las Quilamas se encuentran unas cuevas en las que se ambienta una curiosa leyenda en la que tienen cabida reyes, visigodos, musulmanes y tesoros

12.03.2016 | 12:17
Cumbre del Pico Cervero, techo de las Quilamas.
Cumbre del Pico Cervero, techo de las Quilamas.

En la primera parte de este artículo dimos algunas pinceladas de Navarredonda de la Rinconada y su entorno, hasta poner el punto y seguido con las cuevas situadas en la Sierra de las Quilamas. En esta segunda parte, comenzamos donde lo dejamos, hablando de las citadas cuevas y la leyenda que se esconde tras ellas.
 
Cuenta este relato que la llamada Reina Quilama era la mujer de la que se enamoró el Rey Don Rodrigo. Era hija del Conde Don Julián, se llamaba Florinda, pero entre los musulmanes era conocida como la caba, que significa “prostituta”.
 
La leyenda se sitúa en la decadencia del imperio romano, a principios del siglo V. Tras varios sucesos, los visigodos invasores de España acabaron convirtiéndose en aliados, conquistaron el territorio y se establecieron en la Península Ibérica, imponiendo así sus leyes e impidiendo que Don Rodrigo pudiera ocupar el título de rey, aunque, finalmente, este fue coronado en el año 710.
 
Como decíamos antes, el rey Don Rodrigo se había enamorado de la hija del Conde Julián, Florinda, y había huido con ella. El Conde, en su intento de recuperar a su hija, condujo a los musulmanes hasta la batalla de Guadalete, donde se creyó que murió el rey Don Rodrigo. Sin embargo, hay datos que confirman la huida de éste hacia el norte, recogiendo el famoso Tesoro de los Visigodos y escondiéndose en la Sierra de Quilamas.
 
Don Rodrigo se refugió en el castillo en Valero con su amada y con el tesoro y mandó construir unos pasadizos subterráneos con diversas salidas a lo largo de toda la sierra, por si debían huir en caso de ataque. Pero esto no le sirvió de nada, pues, el Conde Don Julián dio orden de matarlo en su castillo. Por tal objetivo tuvo lugar la batalla de Segoyuela en el año 713.
 
Don Rodrigo ocultó en una cueva de la zona a su amada, junto al tesoro, pero ella moriría esperándole, mientras él huía al pueblo de Viseu en Portugal, donde finalmente murió en el año 714. La leyenda cuenta que hay enterradas dos palomas de oro procedentes del tesoro de Don Rodrigo y que su mora amada las custodia.
 
El relato también cuenta que en las noches claras cercanas a San Juan del fondo de la cueva se oyen ruidos y lamentos procedentes del espíritu de la princesa mora, que llora por su amado.
 
Para leer más publicaciones sobre Navarredonda de la Rinconada pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Hilario Bayo Moro 
Dirección 
C/ Alamos, s/n 37607 
Teléfono 
923 45 06 95 

El Municipio

Fiestas locales 
30 y 31 de mayo, 15 de agosto  y 30 de noviembre 
Dist. Capital 
68 Km. 
 Población 
194 habitantes
 
 


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies