Pueblos de Salamanca

Asfaltando la carretera a la manera de antaño

Hace medio siglo eran muchos los vecinos que se implicaban en este tipo de trabajos que se llevaban a cabo de sol a sol

17.07.2016 | 12:18
Los vecinos durante el asfaltado de la carretera.
Los vecinos durante el asfaltado de la carretera.

Corrían los años 60, quizá menos cuando se procedió al asfaltado de la carretera desde ‘las Monjas’ hasta la ‘cruz de arriba’, entre Santa Elena y San Pablo, en Ledesma. Allí, en la hierbera, al lado de esta carretera, descargaban los camiones cada cierta distancia (de unos 30 metros aproximadamente) los rollos o cantos rodados que previamente se habían cogido en la zona baja de los huertos familiares.
 
No eran pocas la personas que aporreaban estos rollos, que así los llamamos los ledesminos, con unas porras hechas con un palo largo y muy flexible, pues era la mejor manera para desmenuzar estos cantos que más tarde se meterían en cestos de mimbre y se esparcían por la carretera. Al mismo tiempo, se le echaba el alquitrán con una manguera que salía de la vetusta máquina que calentaba esta abrasadora mezcla ente negruzca y un poco azulada.
 
Inmediatamente se le echaba la arena que se iba colando junto al alquitrán por los huecos de estos cantos rodados una vez desmenuzados. Esto se repetía un par de veces, después de que hubiera pasado la apisonadora. Una maquinaria que a los más peques nos llamaba la atención, y la atención era la que tenían que tener los trabajadores con nosotros intentando alejarnos de esa apisonadora y de al lado de ellos, pues era mucho peligro el que corríamos entre la apisonadora y el alquitrán hirviendo. “¡Qué ‘jodíos’ muchachos!” nos decían los mayores y, por supuesto, alguno nos llevábamos un buen ‘mamporro’, y bien merecido.
 
Este duro trabajo se hacía de sol a sol, con una temperatura que rondaba los 40 grados, algo que, unido al calor que desprendía la máquina y el alquitrán era insoportable, pero no había más remedio si querías llevar a casa unas 'perras' para que no faltara un plato en la mesa.
 
Debido al calor sofocante, sobre todo al mediodía, el asfaltado se hacía en las primeras horas del día, o al atardecer, ya que con esas temperaturas del mediodía no se secaba el mencionado alquitrán, e incluso una vez asfaltado y circulando los vehículos no eran pocas las veces que se veía algún animal pegado en ese asfalto, mayoritariamente lagartos y culebras, algún pájaro también.
 
Terminado este tramo, se empezó a reasfaltar la carretera de Zanfroncino, como podemos ver en la fotografía que hoy nos acompaña y que debido a su antigüedad está un tanto borrosa, pero se puede apreciar algunos de los trabajadores, como, por ejemplo, a la señora Juana ‘La Porrones’, dígase, mi madre, en la fila de abajo, justo la que está en el medio, así como la señora Pola, ‘La habanera’, en la segunda fila con un sombrero grande y una especie de mandil. En la última fila, a la derecha, el más alto, es mi tío Goyo, ‘El Tintón’. Los demás los recuerdo, pero no así los nombres.
 
Uno también se acuerda también de llevarle el fardel con la comida que previamente habían preparado las madres la noche antes, por lo que podemos deducir que cuando se terminaba esa dura jornada, todavía les quedaba mucho por hacer en casa, aparte de quitarse el asfalto que se le había pegado en las manos y la cara. En buena medida estaban irreconocibles, dando la sensación de que habían llegado de alguna tribu de lo más profundo de algún poblado de África. Eso sí que era un trabajo de esclavos, un trabajo sacrificado que no se pagaba con todo el oro del mundo y que se tenían que conformar con las cuatro ‘perras’ que le daban en esta dura tarea. Vaya, pues, para ellos nuestro agradecimiento.
 
Para leer más publicaciones sobre Ledesma pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 José Prieto González 
Dirección 
Plaza Mayor, 1 37100 
Teléfono 
923 57 00 15 

Web www.ayuntamientodeledesma.com 
El Municipio

Fiestas locales 
4 y 8 de junio 
Dist. Capital 
35 Km. 
Población 
1.795 habitantes 

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies