Pueblos de Salamanca

Los talleres "Mañanitas de Verano", desarrollados en Gajates, llegan a su fin

Al frente de esta iniciativa se encuentra Rocío Segura, quien comparte sus sensaciones en una entrevista

18.08.2016 | 20:51

El pasado 12 de agosto finalizaron los talleres “Mañanitas de verano” que han venido desarrollándose por segundo año consecutivo en Gajates gracias a la iniciativa de Rocío Segura Castilla con el soporte del Ayuntamiento del municipio.

Como tantos pueblos de nuestra provincia y comunidad autónoma, Gajates cuenta con muy poca población durante todo el año, y ésta es en su mayoría de avanzada edad, pero cuando comienzan las vacaciones escolares  sus casas y calles se van llenando de niños y jóvenes que van de un lado a otro en sus bicicletas y juegan en el frontón o en el parque “Luis López” del pueblo.


Exterior de las antiguas escuelas de Gajates, actual sala de usos múltiples, donde se han desarrollado los talleres “mañanitas de verano”. Los niños acudían cada mañana en sus bicis.

El año pasado se inició esta estupenda actividad con gran éxito y aceptación por parte de los niños desde 3 hasta 12 años, y este año todos preguntaban a Rocío si volverían “las mañanitas de verano” para llenar las horas matinales. También los padres y abuelos deseábamos que esta actividad tuviera continuidad, ya que veíamos la ilusión y las ganas con que acudían a este “cole de verano”, un lugar donde han convivido niños de diferentes edades y lugares de procedencia (aunque unidos por el origen común de Gajates), donde han aprendido a respetar las normas de convivencia y funcionamiento del taller, escritas por ellos mismos en carteles de las paredes, donde han hecho preciosas manualidades y ricas recetas de cocina fácil, y sobre todo, donde han sido cuidados, mimados y acogidos por la siempre risueña Rocío.

Gajates necesita este tipo de iniciativas de tiempo libre activo en el medio rural, tanto para niños y jóvenes como para todos los grupos de edad, para que el pueblo sea un lugar vivo en el que la población que reside todo el año tenga cubiertas sus necesidades tanto laborales como de ocio, y para que aquellos que acuden en fines de semana o vacaciones sean cada sean más, y ¿quién sabe?, hasta podríamos hablar de fijar población rural.  Para ello es fundamental iniciativas como éstas o aquellas que vengan de fuera (institucionales y privadas).

Nuestro agradecimiento a Rocío y al Ayuntamiento por estas maravillosas “mañanitas de verano”. El año que viene, más.

ENTREVISTA CON ROCÍO SEGURA CASTILLA, RESPONSABLE DE LOS TALLERES “MAÑANITAS DE VERANO” EN GAJATES, JULIO Y AGOSTO DE 2016.
 
PREGUNTA.- Breve presentación y algunos datos personales.
RESPUESTA.- Soy Rocío Segura Castilla, nacida en Fuenlabrada (Madrid), estudiante de Educación Infantil en la Universidad de Salamanca y monitora de ocio y tiempo libre. Desde el año 2014 dedico parte de mis vacaciones de verano a desempeñar actividades con niños de 3 a 12 años. El proyecto se inició en Santiago de la Puebla, donde resido, pero actualmente se lleva a cabo en el municipio de Gajates. Con un apoyo íntegro del ayuntamiento, quien me cede un local y contribuye en la financiación de los materiales necesarios, dedico cuatro semanas entre julio y agosto a desarrollar estos “talleres de verano”.
A un año de terminar mi carrera y pendiente de las decisiones y oportunidades de futuro que se me plantean, no renuncio a mi sueño de llevar la educación a las zonas rurales subdesarrolladas de África. Siendo consciente de que tengo metas muy ambiciosas, creo que no se puede ser completamente feliz sin tener un gran sueño o algo por lo que luchar.
 
P.-¿Cómo y cuándo surgió la iniciativa de los talleres de verano?
R.-La idea surge tras participar con la Asociación Nordeste de Salamanca en varias iniciativas enfocadas a la necesidad de crear alternativas para el desarrollo del entorno rural. El punto de partida fue un viaje a Finlandia en el que convivimos jóvenes españoles y finlandeses del medio rural con las mismas inquietudes respecto a este tema. Un año después, acudí a una de las jornadas del Premio Nordeste “Jóvenes Emprendedores”. Allí había chicos y chicas con unas ideas fascinantes dispuestos a crear pueblos activos en los que poder quedarse a vivir sin pensar “esto es un aburrimiento” o “aquí no hay nada que hacer”. Me di cuenta de que yo quería lo mismo que ellos. A partir de ahí solo fue cuestión de atar cabos. Me fascinaba la idea de que los más pequeños sintieran amor y arraigo a sus raíces, a su pueblo, y creí que lo más conveniente era transmitírselo de manera lúdica. Los niños y niñas se ven parte de un gran grupo, hacen amigos y aprenden los valores de la convivencia. En un pueblo como Gajates es indispensable fomentar este aspecto. Hay familias con niños que solo vienen una o dos semanas en verano y aunque coinciden con otros niños en el parque o, por ejemplo, en actividades llevadas a cabo durante las fiestas, no es suficiente para que se conozcan, interactúen o se hagan amigos. En los talleres de verano tienen esa oportunidad unida a la diversión y al desarrollo de valores y responsabilidades.
 
P.-¿En qué fechas se ha llevado a cabo?
R.-Este año han sido un total de cuatro semanas de lunes a jueves, dos en el mes de julio (del 11 al 14 y del 18 al 21) y dos en agosto (del 1 al 4 y del 8 al 11). Empezábamos a las 10 y media y acabábamos a las 14. A media mañana teníamos un descanso para ir al parque a merendar. Los niños me decían que era igual que un cole pero divertido.

 
Rocío y algunos de los niños en los talleres
 
P.-¿Cuántos niños han participado?
R.-Las primeras dos semanas el grupo fue pequeño, ocho niños la primera y diez la segunda. Como en agosto son las fiestas de Gajates, el grupo crece notablemente llegando a estar veinte y veintitrés en las dos últimas.
 
P.-¿Qué actividades has desarrollado con los niños?
R.-Siempre intento hacer cosas muy diferentes para evitar que los niños puedan aburrirse si hay algo que no se les da bien o no les gusta. Me encantan las actividades que les hacen ser creativos y fomentan su imaginación. Pintan mucho, hacemos manualidades y este año hemos dedicado todos los miércoles a cocinar. Ha sido todo un reto porque el aula no estaba adaptada para ello y he tenido que llevar horno y microondas de casa en varias ocasiones, pero les ha encantado, ha sido un gran acierto. Otra de las novedades de este año ha sido la distribución del aula en rincones. En los llamados “tiempos muertos” han podido disfrazarse, jugar a coches y construcciones, hacer puzles y leer cuentos. La gymkhana por el pueblo ya la había probado el pasado año y que he repetido porque comprobé que les une como mucho grupo. Hacemos cosas variadas y eso les encanta.
 
P.-¿Cuál es tu valoración en estos dos años y más concretamente este verano?
R.-Cuando se acaba una semana tengo la costumbre de anotar los aspectos en los que creo que he fallado, cómo responden los niños a las actividades o si tengo que hacer hincapié en algo particular la semana siguiente. Aunque soy muy crítica, siempre lo bueno supera a lo malo y eso me hace estar orgullosa de lo que hago. Al acabar un verano, lo comparo con el anterior. Este ha sido un gran año y como muchos niños han repetido, he podido ver cómo han cambiado y cómo han crecido. Es un proceso fascinante.
 
P.-¿Cuáles han sido los aspectos más positivos, lo más fácil, lo más difícil y cómo definirías tu experiencia?
R.- Creo que lo más positivo es ver cómo los niños se divierten y se involucran en las actividades. Mi mayor reto es que cada día se vayan con buenas vibraciones y con ganas de volver. Además, tengo la gran suerte de que las familias están siempre dispuestas a colaborar y me agradecen constantemente lo que hago. Eso junto al hecho de que trabajo haciendo lo que más me gusta, hace que cada verano acabe con mucha fuerza para renovarme y querer volver a empezar.
Lo que me parece más difícil es enfocar una misma actividad para niños con edades tan diferentes. Siempre quiero que los pequeños sean capaces de hacer lo mismo que los mayores y que los mayores se diviertan haciendo actividades relativamente fáciles para ellos. Para mí es muy complicado, pero para ellos es muy enriquecedor.

La experiencia es sobre todo gratificante. Si las familias son agradecidas, los niños lo son mucho más. Es mágico sentirte tan querida. 

 
Rocío delante de la iglesia románico-mudéjar de El Salvador, en Gajates.


Para leer más publicaciones sobre Gajates pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Roman Garcia Hernandez 
Dirección 
Plaza Pedro Aponte, 1 37874 
Teléfono 
923 38 30 15 

El Municipio

Fiestas locales 
15 de mayo y 6 de agosto 
Dist. Capital 
35 Km. 
 Población 
168 habitantes
 
 

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies