Pueblos de Salamanca

¿Quién paga el alboroque?

Antiguamente, cuando se iba a cerrar un trato de compraventa, había que hablar de este término, olvidado en la actualidad

21.04.2016 | 21:14
El alboroque se cerraba con un apretón de manos.
El alboroque se cerraba con un apretón de manos.

En muchos pueblos de España, y por supuesto en esta comarca de Entresierras de Salamanca, cuando se hacía una compraventa con intervención de un mediador, si se llegaba a buen puerto, al final se "echaba el alboroque”.
 
La palabra alboroque procede del árabe albaraca y del hebreo berek  y se puede definir como “el agasajo que hacen el comprador o el vendedor (o ambos) a los que intervienen en una venta. Regalo o convite que se hace para recompensar un servicio o por cualquier motivo de alegría”.

Esta  costumbre está muy arraigada ya desde el siglo X y es la celebración que normalmente sigue a la culminación feliz de una transacción mercantil.  Es una manifestación de alegría por la consecución de algún logro en el ámbito de la compraventa.
 
Lope de Vega en el acto tercero de la obra “El perro del hortelano escribe y pone en boca del lacayo Furio: Pagar tenéis el vino en alboroque / del famoso vestido que os han dado”, a lo que responde otro lacayo, Antonelo: “Eso bien sabe el buen Tristán que es justo”.
 
Cuando se quería intercambiar algo o comprar uno lo del otro y no se ponían de acuerdo en el precio, intervenían otras personas tratando de hacer de mediadoras. Eran los llamados ‘hombres buenos’, e intentaban que ambos, comprador y vendedor, llegaran a un acuerdo.

Muchas veces estos mediadores decían eso de: “Echarlo al medio”, cuando el vendedor pedía una cantidad y el comprador le ofrecía otra más baja. Si esto se producía, se sellaba el trato con un apretón de manos y se acordaba quién iba a  pagar el alboroque.
 
A veces eran ambos quienes corrían con los gastos, otras con el apretón de manos se solía decir: “Y tú pagas el alboroque”. Si la cosa estaba 'dura de pelar', uno de los intervinientes, como presión al otro para que aceptara, le sorprendía diciendo: “No se hable más, te doy tanto… y yo pago el alboroque”.

Si se sellaba el acuerdo, celebraban el alboroque que, por lo general, solía ser un cántaro de vino y en ocasiones una merienda, todo dependía de la cuantía del trato, de la generosidad de los pagadores o de la satisfacción de quienes habían realizado la compraventa.

Para leer más publicaciones sobre Comenar de Montemayor pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
Jaime Macia Viñals 
Dirección 
C/ Larga, 29 37711 
Teléfono 
923 42 00 32 

El Municipio

Fiestas locales 
3 de febrero y 14 de septiembre 
Dist. Capital 
100 Km. 
 Población 
196 habitantes
 
 

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies