Pueblos de Salamanca

Con muchísima ilusión

El Carnaval del Toro celebra una nueva y esperada edición, que contará un año más con miles de mirobrigenses y visitantes

09.02.2018 | 17:18
Con muchísima ilusión

Quizás las fiestas populares se creasen para llevar al pueblo llano dosis de ilusión para poder sobrevivir el resto del año en medio de tantas amarguras. Lleva unas semanas Ciudad Rodrigo envuelto en un auténtico trajín, lleno de actividades encaminadas a tener todo a punto para los días de Carnaval. Son días para despertar ilusiones, para poder estar a la altura de la letra de la canción.
 
Ilusionar en estos tiempos es tarea bastante complicada, incluso tratándose de festejos, nada que ver con la ilusión natural de mi infancia y adolescencia ante la llegada de los Carnavales. Se ha pasado de estar esperando todo un año para disfrutar de los Carnavales a estar todo un año casi en constante Carnaval. Hay muchas peñas que llevan días acondicionando su espacio, su recinto privado donde pasarán la mayor parte del Carnaval, refugios que muchos mantendrán durante gran parte del año, por lo que para ellos será difícil diferenciar los días de Carnaval del resto del año, pues hacen prácticamente lo mismo. Por eso aumentarla  será una tarea complicada.
 
Han cambiado tanto los escenarios, que es imposible comparar la realidad actual con la vivida en década de los 60. Entonces, el menor estímulo que estuviese  relacionado con el Carnaval, tenía un gran poder ilusionante.
Durante el periodo escolar, mi escuela hogar estaba situada en la calle el Rollo, donde vivía mi abuela. Ese fue el entorno donde se fraguó el nacimiento del Bolsín Taurino. Uno de sus fundadores, mi tío Orencio, tenía la oficina del Bolsín en su casa, por donde teníamos que pasar para subir al piso de mi abuela. ¡Qué alegría ver los primeros maletillas merodear por su casa!
 
Había tanta sequía festiva, que era fácil ilusionar. En la fila para entrar a escuela, como entonces se decía, rápidamente corrían los mensajes y eso que no teníamos móviles. "Han empezado a poner las agujas", "han llegado los coches eléctricos", "ya están las barcas", "están poniendo la plaza",€eran regalos envueltos que esperábamos día tras día. A partir de entonces, sacaríamos el carnet de jubilado, para contemplar junto a ellos  a los empleados municipales cómo clavaban puntas y más puntas. Después a probar las agujas jugando a los toros.
 
Este fin de semana han montado los tablaos de la plaza. Quizás sea uno de los aspectos más emotivos de todo el entramado previo al Carnaval. Es un auténtico espectáculo ver cómo en poco tiempo, montones de tablones, tablas, listones, cabrios,.. desordenados,  por arte de magia, como si de un puzle se tratara, comienzan a encajar unos con otros, para dar forma a unas gradas artísticas, muy originales, puro trabajo de artesanía el que hacen los obreros.
 
Está acompasado el montaje con un sonido armónico de martillos golpeando las puntas. Un concierto muy original, pero con pocos espectadores, pasa desapercibido el trabajo para muchos, especialmente para los jóvenes.
Bastante tienen con montar y acondicionar sus peñas, donde pasarán encerrados la mayor parte del Carnaval, protegidos del frío y de la gente. ¡Cómo para salir a la calle con temperaturas bajo cero! Entonces hacía más frío en las casas que en la calle, había que salir a buscar el calor humano.
 
Es la ilusión un estado previo que permite disfrutar antes de un hecho real, partiendo de una representación basada en la imaginación, siendo especialmente atractiva, verdadero motor para encarar los grandes retos de la vida. Ya lo tuvieron en cuenta al escribir la letra de la Campana Gorda, hay que llegar al Carnaval con muchísima ilusión, una suma de sensaciones que te van llevando hasta el viernes, en volandas.
 
Entonces la ilusión era un don natural, hoy día, como todo cambia, también hay que trabajarla desde la familia, la escuela, es complicado que se adquiera de forma espontánea. Estos días, lo estarán haciendo mis compañeros maestros. Sembrar ilusiones para tratar de evitar que tengan que asumir riesgos el día de mañana para ilusionarse.
Tanto hemos cambiado, casi igual que nuestros queridos maestros y maestras, como para disfrazarse con nosotros. También son normales las novedades que poco a poco se introducen en el Carnaval, pero sería importante no dejar perder tradiciones como los tablaos, coger las barreras, rendijas, talanqueras,  pues no en vano, en un tiempo se llamaron Fiestas Tradicionales.
 
Después la realidad puede deparar sorpresas, que las cosas no sean como esperamos, que los toros no entren el domingo, que tengan menos trapío que el mostrado en las fotos que llevan meses circulando, que el frío y el cansancio hagan mella en el ánimo,€pero ya nadie nos quitará lo disfrutado con las ilusiones que cada uno ha imaginado.
¡Feliz Carnaval!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Juan Tomas Muñoz Garzon 
Dirección 
Plaza Mayor, 27 37500 
Teléfono 
923 49 84 00 

Web www.aytociudadrodrigo.es 
El Municipio

Fiestas locales 
20 de enero y 8 de septiembre 
Dist. Capital 
88 Km. 
Población 
13.209 habitantes 


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies